Aumenta tensión diplomática entre Turquía e Israel por matanza en Gaza

Aumenta tensión diplomática entre Turquía e Israel por matanza en Gaza

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, pronuncia un discurso en Ankara. (Getty Images)

La matanza de palestinos en Gaza ha vuelto a elevar la tensión diplomática entre Turquía e Israel, apenas año y medio después de la reconciliación que acabó con seis años de distanciamiento por el ataque israelí a una flotilla de activistas turcos en aguas cercanas a la Franja.

También ahora, Gaza es la piedra de toque, y el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, encabeza la defensa de los manifestantes palestinos en el ámbito internacional lanzando duras críticas contra Israel.

Entre los gestos de Erdogan destaca la convocatoria de una cumbre extraordinaria de la Organización para la Cooperación Islámica (OCI), que se celebrará este viernes en Estambul.

Erdogan lleva tiempo criticando la actitud de Israel frente a los palestinos, pero ahora, los rifirrafes verbales se traducen en una rebaja oficial de las relaciones diplomáticas.

Ayer, el Gobierno turco llamó a consultas a su embajador en Tel Aviv, al tiempo que citó al emisario israelí, Eitan Naeh, y le recomendó que abandonara Ankara por un tiempo, aunque fuentes diplomáticas han precisado que no se trata de una expulsión formal.

Israel reaccionó haciendo la misma sugerencia al cónsul turco en Jerusalén, y Ankara respondió extendiendo idéntica propuesta al cónsul israelí en Estambul, Yossi Levi Safri.

Pero las tensiones continúan, y hoy, el Ministerio de Asuntos Exteriores israelí citó a Umut Deniz, encargado de negocios de la misión turca en Tel Aviv, para expresarle sus quejas sobre el “trato inapropiado al embajador israelí” en el aeropuerto de Estambul.

Naeh fue sometido “a un estricto control de seguridad, con la presencia deliberada de los medios de información turcos”, denuncia la nota diplomática israelí.

Fotos y vídeos difundidos por el diario turco Takvim muestran al diplomático sometido a un control extraordinario -calificado de “rutinario” en la prensa turca – mientras hacía cola para embarcar en su avión, ante varias cámaras de televisión.

Así, el nivel de relaciones diplomáticas quedará nuevamente a nivel de un encargado de negocios, como entre 2011 y 2016, época en la que Turquía e Israel se enfrentaron por el asalto israelí de 2010 a la Flotilla de la Libertad, en el que un comando israelí mató a diez activistas turcos en aguas internacionales.

La crisis interrumpió la duradera alianza política entre los dos países, iniciada en 1958 y reforzada por acuerdos de industria militar, reafirmada por el hecho de que Turquía había sido, ya en 1949, uno de los primeros países del mundo en reconocer el Estado de Israel, antes que Reino Unido.

Ankara y Tel Aviv retomaron las relaciones el diciembre de 2016, después de que Israel ofreciera disculpas formales y una compensación de 20 millones de dólares, al tiempo que ofrecía a Turquía cierta facilidad para llevar ayuda humanitaria a Gaza.

El acuerdo implicaba que los tribunales turcos abandonasen las causas abiertas por homicidio contra altos cargos israelíes, a los que se les juzgaba en ausencia.

Ahora, el mayor partido de la oposición turca, el socialdemócrata Partido Republicano del Pueblo (CHP), ha pedido romper unilateralmente este acuerdo, si bien el Gobierno no ha dado señales en este sentido.

Erdogan parece apostar más bien por la diplomacia internacional, y ha mantenido conversaciones telefónicas tanto con la canciller alemana, Angela Merkel, como con el presidente ruso, Vladímir Putin, el iraní, Hasan Rohaní, y el papa Francisco.

A esto se añadirá el viernes la cumbre extraordinaria de la OCI, una organización que agrupa a 57 Estados de mayoría musulmana, y que ya se reunió, a instancias también de Erdogan, en diciembre pasado en Estambul.

El manifiesto de aquel encuentro pidió reconocer Jerusalén Este como capital de Palestina, pero pese a pronunciar duras críticas a Israel, no sugirió ninguna medida diplomática o política concreta.

El mismo viernes también se celebrará en una explanada de Estambul una multitudinaria manifestación a favor de Palestina, convocada por el propio Erdogan.

El mandatario turco ha tildado estos días Israel de “Estado terrorista” y “genocida”, pero su partido, el islamista Justicia y Desarrollo (AKP), rechazó ayer la propuesta de la oposición izquierdista de anular los acuerdos económicos, militares y políticos con Israel.

¡Entérate!

Con información de EFE.

RAMG

CARGANDO...