Recibe nuestras notificaciones con las noticias más importantes al momento.

Colombia reitera a Cuba solicitud de extradición contra miembros del ELN

Noticieros Televisa FUENTE: agencia DESDE: Bogotá, Colombia
Iván Duque, presidente de Colombia. Reuters

El presidente de Colombia, Iván Duque, reiteró al Gobierno de Cuba la solicitud de extradición contra miembros del equipo negociador de paz del Ejército Nacional de Liberación (ELN) tras el atentado contra una academia de policías, donde 21 personas murieron.

“Hacemos un llamado respetuoso al gobierno cubano para que proceda con las órdenes de extradición y puedan entregar a las autoridades colombianas a los responsables de esa organización para que paguen las penas que se merecen”, declaró el mandatario.

Duque puso fin el viernes a las débiles conversaciones que se llevaban a cabo en Cuba luego de que un día antes la guerrilla guevarista detonara un coche bomba en una escuela policial en Bogotá que mató a 20 estudiantes a policía y al atacante.

El mandatario exige desde entonces que Cuba, que acogió las pláticas desde mayo de 2018, capture y extradite a los diez negociadores rebeldes que están en su territorio so pena de demandarlo por proteger “terroristas”.

Anfitriona y garante de las frustradas negociaciones con el ELN, La Habana aseguró que cumplirá con los compromisos fijados por las partes para el caso de una ruptura de las conversaciones instaladas en 2017 por el gobierno del expresidente Juan Manuel Santos.

Cuba “actuará en estricto respeto a los Protocolos del Diálogo de Paz firmados entre el Gobierno (de Colombia) y el ELN, incluido el Protocolo en Caso de Ruptura de la Negociación”, dijo el sábado el canciller cubano, Bruno Rodríguez, en Twitter.

El protocolo, firmado por las partes el 5 de abril de 2016, establece que, en caso de ruptura, los países garantes y las partes contarán con 15 días a partir del anuncio del fin de los diálogos para “planear y concretar el retorno a Colombia” de los rebeldes.

Además, plantea un cese de operaciones militares durante 72 horas en las áreas donde deben ser dejados los negociadores del grupo guevarista.

Noruega indicó este martes en una carta dirigida a la cancillería colombiana que en su papel de garante de las negociaciones firmó varios documentos incluido el protocolo en cuestión. “Como facilitador y garante consecuente, Noruega debe cumplir con sus compromisos”, enfatizó.

Pero el gobierno colombiano asegura que ese protocolo responde a políticas de la anterior administración y que por lo tanto no está obligado a respetarlo.

“El gobierno del presidente Duque no reconoce esos protocolos”, apuntó el canciller colombiano Carlos Holmes Trujillo.

Bogotá argumenta que nunca reactivó las pláticas, suspendidas por Santos en agosto días antes de entregar el poder.

Sin embargo, el alto comisionado para la paz, Miguel Ceballos, tuvo contactos con la delegación guerrillera y las suspensiones de las órdenes de captura se mantuvieron hasta el viernes cuando Duque pidió detener a la delegación rebelde.

Internacionalistas y juristas consideran las posiciones del gobierno colombiano un incumplimiento a la palabra empeñada ante los rebeldes y los garantes.
Si los argumentos del comisionado fueran ciertos, “cualquier gobierno que llega podría incumplir los compromisos que un gobierno anterior adquiere con otros estados, con terceros e inclusive con los ciudadanos”, dijo a Blu Radio Frank Pearl, exjefe negociador de Santos.

Por su parte, el líder de la delegación rebelde, Pablo Beltrán, demandó que se cumpla lo pactado. “Firmamos con el Estado y le exigimos a ese Estado que cumpla ese protocolo de retorno”, dijo el lunes a la AFP.

Además de Cuba y Noruega, Chile y Brasil eran garantes del proceso. En septiembre Duque revocó esa condición a Venezuela, a la que acusa de refugiar al ELN.

Reconocida como la última guerrilla de Colombia tras el desarme y transformación en partido de las FARC en 2017, el ELN cuenta con unos mil 800 combatientes y una amplia red de apoyo en ciudades.

Surgida en 1964 bajo el influjo del Che Guevara, el ELN reivindica una política nacionalista y es junto a disidencias de las FARC y bandas narcotraficantes de origen paramilitar, el principal desafío en seguridad que enfrenta Colombia.

Con información de AFP.
FJMM