Armenia y Azerbaiyán se acusan de violar el cese el fuego

Las dos partes intercambiaron culpas por romper la tregua que entró en vigor al mediodía

Armenia y Azerbaiyán acordaron un cese el fuego a partir del sábado, pero de inmediato se acusaron de hacer fracasar el pacto destinado a poner fin al peor estallido de hostilidades en la región separatista en más de un cuarto de siglo.

Te recomendamos: Entra en vigor el alto el fuego humanitario acordado entre Armenia y Azerbaiyán

Las dos partes intercambiaron culpas por romper la tregua que entró en vigor al mediodía (08:00 GMT) con nuevos ataques, y el máximo diplomático de Azerbaiyán dijo que la tregua nunca entró en vigor.

El acuerdo, con la intermediación de Rusia, busca detener las hostilidades en la región de Nagorno-Karabaj.

El objetivo de la tregua es intercambiar prisioneros y recuperar a los efectivos muertos, dijeron los máximos diplomáticos de los dos países, quienes añadieron que posteriormente se establecerán detalles específicos.

Las conversaciones entre los cancilleres de Armenia y Azerbaiyán se realizaron por invitación del presidente ruso Vladimir Putin.

Minutos después de que la tregua entró en vigor, el ejército armenio acusó a Azerbaiyán de bombardear el área cerca de la ciudad de Kapan, en el sureste de Armenia, matando a un civil.

El ministerio de Defensa de Azerbaiyán rechazó las acusaciones armenias alegando que eran una “provocación”.

El ejército azerbaiyano, a su vez, acusó a Armenia de atacar con misiles las regiones de Terter y Agdam de Azerbaiyán y luego de intentar lanzar ofensivas en las áreas de Agdere-Terter y Fizuli-Jabrail.

El ministro de Relaciones Exteriores de Azerbaiyán, Jeyhun Bayramov, denunció que eran nulas “las condiciones para implementar el alto el fuego humanitario” en medio del continuo bombardeo armenio.

El Ministerio de Defensa de Armenia negó cualquier violación de la tregua por parte de las fuerzas armenias.

Los combates más recientes entre fuerzas azerbaiyanas y armenias comenzaron el 27 de septiembre y dejaron cientos de muertos, en el mayor recrudecimiento del añejo conflicto por Nagorno-Karabaj.

La región yace en Azerbaiyán, pero ha estado bajo el control de fuerzas armenias étnicas respaldadas por el gobierno de Armenia desde que concluyó una guerra separatista en 1994.

Con información de AP.

RAMG