Recibe nuestras notificaciones con las noticias más importantes al momento.

Aranceles de EU son ilegales, dice Canadá en el G7

Noticieros Televisa FUENTE: efe DESDE: LA MALBAIE, Canadá
Chrystia Freeland, ministra de Relaciones Exteriores de Canadá, ofrece una conferencia de prensa durante la Cumbre del G7. (Getty Images)

Las tarifas impuestas por Estados Unidos al acero y al aluminio que exportan sus aliados son ilegales y generarán represalias, dijo el gobierno de Canadá en la Cumbre del G7, a la que asiste el presidente Donald Trump.

“Canadá no cambiará de opinión ante la ilegal y absolutamente injustificada aplicación de aranceles al acero y al aluminio; no solo al de Canadá sino al de todos los aliados del G7 reunidos aquí”, dijo la ministra canadiense de Relaciones Exteriores, Chrystia Freeland, en una conferencia de prensa.

LOS ÁNIMOS SE RELAJAN EN CUMBRE DEL G7

Los ánimos se relajaron en la Cumbre del G7, que comenzó en La Malbaie, Canadá, tras la tensión desatada en las últimas horas por los gestos y el cruce de declaraciones entre el presidente de Donald Trump, y sus aliados.

Fuentes europeas señalaron que la tensión comenzó a rebajarse durante el almuerzo, donde hubo “una discusión relativamente relajada”.

A la comida acudieron, aparte de los líderes de Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y el Reino Unido, el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, y el de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker.

A esta distensión contribuyó que los temas tratados, perspectivas económicas e inteligencia artificial, durante el almuerzo no son los más explosivos de esta cumbre, como puedan ser las relaciones comerciales, el cambio climático y Rusia.

Los líderes occidentales también hablaron durante la comida de los movimientos migratorios y la desigualdad por ser dos de los elementos que están influyendo en la frustración de la opinión
pública en los países occidentales, “pese a la buena situación económica”, indicaron las fuentes.

La distensión se hizo patente durante la tradicional foto de familia que siguió al almuerzo.

Los dirigentes aparecieron relajados, sonrientes y conversando unos con otros ante las cámaras en los jardines del hotel Le Manoir Richelieu de La Malbaie, donde se desarrolla la cumbre.

Al final de la foto de familia se pudo observar cómo la canciller alemana, Angela Merkel, se quedaba rezagada para charlar brevemente con Trump.

Otro ejemplo de las muestras de distensión fue el “breve encuentro” que mantuvieron Macron y Trump poco antes de que se iniciase oficialmente la cumbre.

En las últimas horas, ambos se habían enzarzado en un intercambio de tuits, en el que Trump acusó a Macron y al primer ministro canadiense, Justin Trudeau, de cobrar a EU “aranceles masivos”, después de que esos dirigentes advirtieran de que serán firmes con Washington.

Por su parte, el presidente francés advirtió a su homólogo estadounidense de que la Cumbre del G7 puede terminar con un acuerdo firmado solo por seis países y sin EU.

¡Entérate!

Con información de Agencias y EFE.
RAMG