Recibe nuestras notificaciones con las noticias más importantes al momento.

Animales de circo que trasladaron a Hidalgo viven en muy malas condiciones

Los animales fueron rescatados por el Bioparque Tizayocan, pero no les fue bien
Noticieros Televisa FUENTE: noticieros televisa DESDE: TIZAYUCA, México
FOTO: Las instalaciones no cumplen con las normas de la Profepa. (Noticieros Televisa)

La mayoría de los animales que salieron de los circos hace cuatro años fueron vendidos a particulares, donados a zoológicos privados o murieron.

El espectáculo del empresario Francisco Aguilar utilizaba más de 60 animales entre tigres, dromedarios, caballos y cebras.

Debido a la ley que le prohibió utilizar sus animales en la pista, intento mantenerlos en un predio. Sus empleados los atendían.

“El circo cerró y también me quedé sin trabajar ahora estoy con ellos aquí nada más dándoles cuidado”, comentó Bruno Raffo, domador de tigres.

Al no poder pagar la nómina y alimentar a los animales, el empresario, como muchos otros, decidió venderlos en el año 2015.

“Él en la desesperación se los mal vende al presidente municipal de Tizayuca”, apuntó Armando Cedeño, del circo Hermanos Cedeño.

El municipio construyó el centro de rescate animal Bioparque Tizayocan para albergar los animales provenientes del circo.

Las siguientes administraciones del municipio de Tizayuca, Hidalgo, comenzaron a tener problemas para mantener a los 98 animales de fauna silvestre.

“Nos cuesta mucho, yo creo que deben ser sensibles de cómo están, que es el municipio. ¿Por qué a dónde los llevan? ¿Quién se los va a querer recibir?”, señaló Gabriel García Rojas, presidente municipal de Tizayuca.

Están en los puros huesos

Las condiciones en que se encontró a los animales que pertenecieron en su mayoría al empresario Francisco Aguilar, no fueron las mejores.

El aviario está en malas condiciones. Las instalaciones no cumplen con las normas de la Profepa.

“Profepa ya fue a clausurar ese zoológico porque se estaban muriendo de hambre, en los puros huesos”, comentó Armando Cedeño.

El área de exhibición del centro de rescate animal Bioparque Tizayocan se encuentra suspendida en tanto no corrija varias anomalías.

“No se quedó un antecedente de la legal procedencia de los animales, tiene que llevarse a cabo un área de cuarentena, área de las jaulas de los primates. No somos expertos en todo esto”, apuntó Gabriel García Rojas, alcalde de Tizayuca.

En los últimos tres años han muerto en el bioparque 16 animales, entre ellos, tres tigres, dos camellos, un jaguar, una osa y un leopardo.

En el año 2015, de los mil 046 animales de fauna silvestre que la Profepa verificó en 75 circos y, que la Semarnat debió dar un seguimiento de su destino, se desconoce el paradero de 836.

“Yo decía que el 80% no sabemos dónde están ahorita. De ese 20 % que quedo. Yo creo que otro cacho ya se murieron”, apuntó María Teresa Moreno, gestora de circos.

Los circos, a pique

En la actualidad sólo quedan 75 circos de 200 que había en México hace cuatro años.

“Hay muchos circos que han salido a otros países a Estados Unidos a Centroamérica”, reveló Juventino Gasca, del circo Hermanos Gasca.

En 2013, 35 millones de personas acudieron a los circos. Hoy el panorama es desolador.

El circo de los hermanos Cedeño tenía 60 empleados. Hoy queda sólo uno. Es la familia quien realiza diversas labores durante el espectáculo.

Los más pequeños, después de tomar clases en la carpa, ensayan nuevas acrobacias. Por las tardes, se preparan para el show. Ni así llega la gente.

“Nos hemos enfrentado a una crisis fuertísima por la falta de público, cuando nos va muy bien salimos a mano ósea, estamos sobreviviendo”, apuntó Armando Cedeño.

Con información de Santos Briz.

LLH