AMLO promete seguridad en Guanajuato, el estado más violento de México

Acompañado de parte de su gabinete de seguridad y del gobernador estatal, Diego Sinhue Rodríguez, el mandatario sostuvo una reunión en esta materia cuyo fin era acercarse al pueblo de Guanajuato
AMLO promete dar seguridad a Guanajuato, el estado más violento de México (Presidencia de la República)

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, aseguró este miércoles que dará seguridad al estado más violento del país, Guanajuato, en una visita sin contratiempos en la que exhibió sintonía con el Gobierno estatal pese a recientes encontronazos.

Te recomendamos: AMLO anuncia una estrategia conjunta con el gobierno de Guanajuato por la seguridad

“En vez de estar echándonos la culpa a unos y a otros, hemos decidido sumarnos para dar seguridad al pueblo de Guanajuato”, dijo el presidente en la conferencia matutina, esta vez desde Irapuato, donde a comienzos de julio tuvo lugar una masacre de 27 jóvenes de un centro de rehabilitación.

En este municipio, y acompañado de parte de su gabinete de seguridad y del gobernador estatal, Diego Sinhue Rodríguez, el mandatario sostuvo una reunión en esta materia cuyo fin era acercarse al pueblo de Guanajuato y limar asperezas con las autoridades locales.

UNA ESTRATEGIA CONJUNTA

“El gobernador ha decidido participar en la estrategia conjunta, independientemente de las diferencias que tenemos”, expresó el presidente en la conferencia de prensa.

Con estas palabras, López Obrador aparentó enterrar el hacha de guerra con el gobernador Rodríguez, del Partido Acción Nacional, tras varias acusaciones mutuas ante al alza de la violencia.

“Nos queda claro que es a través del Gobierno federal. En cuanto más unión y comunicación haya, más resultados se pueden dar en detenciones de grupos delincuenciales. Por eso mi cambio de postura”, expresó a su vez el gobernador estatal.

Sin embargo, el reto que plantearon ambos mandatarios no es menor.

El estado, una de las potencias industriales de México, padece hoy un espiral de violencia con 3 mil 540 homicidios en 2019, más del 10 % de los 34 mil 608 sucedidos en todo el país. Y entre enero y mayo sumó mil 903 casos.

TIERRA DE NARCOS

La complejidad de pacificar esta región del país se debe a la férrea disputa que mantienen en el estado el Cartel Jalisco Nueva Generación y el Cartel Santa Rosa de Lima, con la finalidad de controlar el territorio para robar hidrocarburo, extorsionar y vender droga.

Esta última organización, liderada por José Antonio Yépez Ortiz -alias “El Marro“-, sería la responsable de la matanza en Irapuato, de acuerdo con las investigaciones preliminares de la Fiscalía General del Estado que ya detuvo a los tres presuntos autores materiales del hecho.

No obstante, este podría no ser el punto más álgido de la violencia en el estado y todavía podría escalar si el Gobierno federal el estatal no ajustan la estrategia, advirtió a Efe el exsecretario ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, Juan Miguel Alcántara.

“Por supuesto que si no se atiende, podrá haber atentado contra el Presidente de la República, contra gobernadores, contra otros responsables de seguridad, contra los alcaldes. Es previsible un escenario de total desgobernanza”, advirtió el exfuncionario nacido en Irapuato.

El también exprocurador de justicia de Guanajuato sostuvo que la violencia en la entidad va al alza no sólo por la impunidad que han constatado sus integrantes, sino también por el aumento en el consumo de drogas que ha elevado el valor de la plaza para las organizaciones criminales.

En Guanajuato se iniciaron más de 5 mil 600 carpetas de investigación por tráfico de drogas a pequeña escala entre enero y mayo, una sexta parte de las registradas a nivel nacional.

Alcántara apuntó que para mejorar el panorama, López Obrador debe corregir el diagnóstico que tiene del fenómeno delictivo, pues no solo obedece a la corrupción o a la falta de oportunidades o de empleos para los jóvenes.

Sin embargo, añadió que al gobernador de Guanajuato también le toca hacer cambios en los responsables de las áreas de seguridad.

“Por lo que toca al estado, ya es necesario un cambio de tripulación en los mandos de seguridad y de investigación de los delitos”, consideró.

SIN CONTRATIEMPOS

Tras estar en Irapuato, el presidente viajó 25 kilómetros para llegar a Salamanca, municipio donde está una de las seis refinerías de la estatal Petróleos Mexicanos (Pemex).

Este es otro punto estratégico para las organizaciones criminales que pelean en Guanajuato. Tan solo en el 2018, diariamente fueron robados en promedio 14 mil 591 barriles de hidrocarburo, según datos de Pemex. Ahora el robo ha disminuido a 510 barriles diarios.

A mediados de junio y durante varios días, cuerpos de seguridad federales protegieron con uñas y dientes la refinería tras un operativo contra el Marro que se saldó con varios de sus familiares arrestados y él lanzando amenazas en un vídeo divulgado en redes sociales.

No obstante, este miércoles, el mandatario mexicano dedicó su visita a la refinería a refrendar su política energética basada en la autosuficiencia y en rescatar las compañías estatales.

Con información de EFE
havj