Así fue el desencuentro entre AMLO y la prensa

El ambiente en el Salón Tesorería se tornó cada vez más denso cuando se incrementó el intercambio de reclamos entre los representantes de los medios y el presidente sobre la información de Culiacán
FOTO: Andrés Manuel López Obrador chocó contra la prensa en Palacio Nacional. (Noticieros Televisa)

La conferencia matutina en Palacio Nacional fue atípica. Hubo mucha rispidez entre el presidente Andrés Manuel López Obrador y los reporteros presentes que pedían respuestas a las dudas sobre el operativo fallido en Culiacán, el pasado 17 de octubre, para cumplimentar una orden de aprehensión y extradición contra Ovidio Guzmán López, hijo de Joaquín “El Chapo” Guzmán.

Te puede interesar: Presidencia niega retiro de acreditaciones a periodistas de la mañanera

AMLO: “Entonces, fíjense, son lógicas distintas, ustedes buscando la noticia, la nota y buscando…”

PREGUNTA: ¿Información?

AMLO: “Sí, información y además precisa, sin ninguna equivocación y nosotros…”

PREGUNTA: ¿Pero ese dato tampoco era preciso?

AMLO: No, ya se acordó, ya se dijo, él lo reconoció.

INTERLOCUTOR: El secretario Durazo mintió en esas primeras declaraciones.

AMLO: Él lo reconoció. Pero yo lo que quiero decirles es: son lógicas distintas. A nosotros lo que nos importaba era que se salvaran las vidas y por eso la primera información, más que los detalles, lo que nos importaba era el mensaje de que se paraba el operativo.

INTERLOCUTOR: ¿Entonces es justificable decir…?

AMLO: “No, no, no. No se tenían todos los elementos”

Tras el intercambio con los reporteros, el presidente hizo esta referencia histórica:

“¿Saben qué llegó a decir Gustavo Madero? Dice: ‘Le muerden la mano a quien les quitó el bozal’. Eso no se lo perdonaron, nunca. Por eso se ensañaron en él, primero en Gustavo Madero y luego en su hermano. Yo no quiero que nunca jamás vuelva a suceder eso. Esa es de las historias más vergonzosas del periodismo y de la política en México.  Entonces, vamos viendo y cada quien asuma su responsabilidad, pero nada de que nada más va a haber mensaje en un sentido”.

Periodismo y política son cosas distintas: López Obrador

El presidente Andrés Manuel López Obrador advirtió que “son cosas distintas el periodismo y la política”, durante la “mañanera” en la que los reproches mutuos de medios de comunicación y el Ejecutivo federal casi rompen la delgada línea del respeto.

“Son asuntos muy serios que requieren responsabilidad y no se puede por el amarillismo poner en tela de juicio una acción tan importante, que es un parteaguas en lo que era una política autoritaria, que nunca fue cuestionada por los medios, con honrosas excepciones”, dijo el presidente.

Más aún, atajó, “ya basta de amarillismo, de espectacularidad”, “ya basta de manipulación” mientras mostraba en una pantalla gigante una noticia de ocho columnas del 18 de octubre, pasado, de un periódico que publicó una fotografía de un militar, el cual se afirmaba era Ovidio Guzmán en su liberación tras su captura.

Pero esa no fue la única referencia que el presidente hizo, pues desde el inicio de su conferencia mostró su molestia al comentar una entrevista que publicó la víspera al exsubsecretario Demetrio Gaytán, quien advirtió polarización en México.

El ambiente en el Salón Tesorería, que este jueves lucía con más asistentes que días antes, se tornó cada vez más denso cuando se incrementó el intercambio de reclamos entre los representantes de los medios y el presidente sobre la información de Culiacán.

Una reportera pidió conocer detalles sobre la liberación de Ovidio Guzmán e incluso cuestionó si fue una orden de Washington, lo cual fue negado por el presidente, el cual fue interrumpido por la propia reportera, pero éste le contestó: “ya hablaste, ahora contesto”.

En un intercambio de cuestionamientos, el presidente aseveró: “ah, no, ahora platicamos. No, no, no, no vamos a dejar ningún cabo suelto, porque no queremos dar pie al amarillismo con todo respeto ni a ninguna … ¿cómo se llaman estas series de…? Netflix, para que no haya invención, a ver… cuando menos en nuestro gobierno”.

Fue en ese momento que el secretario de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval, reveló que fue el coronel de caballería diplomado de Estado Mayor, Juan José Verde Montes, quien encabezo el grupo especial que comandó el fallido operativo.

El propio secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, salió al paso del presidente y pidió “en buen plan” a los medios entender que, durante el operativo de captura de Ovidio Guzmán López, las autoridades no estaban pensando en la información, sino en la decisión para salvar vidas a partir de ponerlo en libertad.

En ese momento una mujer rubia que portaba un sombrero de peluche y una acreditación de reportera, aplaudió la interpelación del secretario y en dos ocasiones pretendió tomar la palabra, pero solo alcanzó a decir algo de la “ética periodística”.

Incluso arrebató el micrófono a una reportera, quien después de hacer sus preguntas lo devolvía al personal de apoyo de Comunicación Social de la Presidencia y éste a su vez se lo quitó y en dos ocasiones llamó la atención a la rubia pidiéndole que se moderara.

Lo mismo ocurrió con otro reportero, quien se presentó como corresponsal de Chihuahua y desde los asientos delanteros del salón le mostraba al presidente su teléfono y le decía a gritos que una fotografía, que aparecía en un periódico, había sido filtrada por el propio crimen organizado.

En ese momento ya todo mundo gritaba, interpelaba a Durazo y al mandatario, que a las dos horas de conferencia anunció que se daba por terminada para continuar el viernes, pero algunos reporteros le exigían que de una vez aclarara el minuto a minuto de la liberación del hijo del “Chapo” Guzmán.

La conferencia continuó en recriminaciones de los medios de que no se informó en forma precisa el día del operativo y que había que llenar los vacíos informativos, el presidente y el secretario afirmaban: “pero no con mentiras”.

Con información de En Punto y Notimex.

LLH