AMLO resalta logros y reconoce retos en Primer Informe de Gobierno

Al rendir su Primer Informe de Gobierno en Palacio Nacional, el presidente Andrés Manuel López Obrador resaltó los logros de su administración y reconoció los retos en economía y seguridad
Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, en su mensaje con motivo de su Primer Informe de Gobierno. (Reuters)

En punto de las 11 de la mañana en el Patio de Honor de Palacio Nacional el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dio un mensaje con motivo del Informe de Gobierno que se entrega al Congreso de la Unión.

Te recomendamos: Aquí te explicamos por qué es el Tercer Informe de AMLO, de acuerdo al Gobierno

Frente a cerca de 500 invitados especiales dijo que hay ya un auténtico estado de derecho y una auténtica democracia en el país.

Por decisión explícita, el Poder Ejecutivo ya no interviene, como era costumbre, en las determinaciones del Poder Legislativo ni del Judicial; respeta las atribuciones y jurisdicciones de las instancias estatales y municipales, no se entromete en las decisiones de órganos autónomos, como la Fiscalía General de la República, el Banco de México, las autoridades electorales y la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, y se abstiene de interferir en la vida interna de sindicatos y de partidos políticos. También estamos transitando hacia una verdadera democracia. Se acabará en el sexenio la vergonzosa tradición de fraudes electorales. Las elecciones serán limpias y libres y quien utilice recursos públicos o privados para comprar votos y traficar con la pobreza de la gente, o el que destine el presupuesto para favorecer a candidatos o partidos irá a la cárcel sin derecho a fianza”, dijo López Obrador.

Hay, dijo buenos indicadores en materia económica: Ahorros de 140 mil millones de pesos gracias a las compras consolidadas de los insumos de gobierno, y por el Plan de Austeridad que ha eliminado los lujos, los dispendios y la opulencia, los privilegios y prebendas.

Tenemos finanzas públicas sanas. La recaudación de impuestos aumentó en 2.6 por ciento en comparación con el año pasado. La economía está creciendo poco, es cierto, pero no hay recesión. Además, ahora es menos injusta la distribución del ingreso, es decir, hay más desarrollo y hay más bienestar, en los primeros siete meses de este año, según el IMSS, se han creado más de 300 mil nuevos empleos, sin considerar los generados por los programas Sembrando Vida, Jóvenes Construyendo el Futuro, la construcción de caminos de mano de obra y otros que en conjunto superan el millón de empleos adicionales, en cuanto a la llegada de inversión extranjera vamos bien, en los primeros seis meses de este año se captaron 18 mil millones de dólares la cifra semestral más alta en toda la historia, en el segundo trimestre del año el país obtuvo un superávit de cinco mil 143 millones de dólares en su cuenta corriente, el mayor desde que iniciaron los registros en 1980”, indicó López Obrador.

El presidente Andrés Manuel López Obrador durante su Primer Informe de Gobierno en Palacio Nacional. (Reuters)

Resaltó la actitud responsable, solidaria de la Iniciativa Privada que ha antepuesto el interés nacional al personal para impulsar el desarrollo, como ejemplo dijo, queda el acuerdo alcanzado con las empresas constructoras de gasoductos que permitió un ahorro millonario a la CFE y que garantiza el abasto de gas y de energía eléctrica.

Luego de largas y pacientes negociaciones se acordó reconocer los contratos suscritos por la pasada administración, pero se redujo la tarifa y se obtuvo un ahorro de 4 mil 500 millones de dólares para la Comisión Federal de Electricidad, se logró de esta manera evitar los procesos legales que estaban por iniciar en tribunales internacionales, las empresas aceptaron el principio de que el interés nacional debe estar por encima del interés particular por legítimo que este sea, con este arreglo queda garantizado para los últimos 20 años el abasto de gas materia prima fundamental para la generación de energía eléctrica y para el desarrollo de México”, manifestó López Obrador

Reconoció que tomó tiempo liquidar los contratos establecidos en el anterior gobierno para la obra del aeropuerto de Texcoco, la apuesta del actual gobierno es un sistema distinto, con un aeropuerto en Santa Lucia, la rehabilitación del actual aeropuerto de la Ciudad de México y el uso pleno del aeropuerto de Toluca.

El presidente Andrés Manuel López Obrador. (Reuters)

Su gobierno, afirmó, tiene un criterio propio para hablar de crecimiento y el desarrollo social.

Otro elemento básico de nuestra política es hacer a un lado poco a poco, desechar la obsesión tecnocrática de medirlo todo en función del simple crecimiento económico. Nosotros consideramos que lo fundamental no es lo cuantitativo sino la distribución equitativa del ingreso y de la riqueza, el fin último de un buen gobierno es conseguir la felicidad de la gente. El crecimiento económico, y los incrementos en la productividad y la competitividad no tienen sentido como objetivos en sí mismos sino como medios para lograr un objetivo superior: el bienestar general de la población, y preciso aún más, el bienestar material y el bienestar del alma”, expresó López Obrador.

Es la seguridad, un tema pendiente, reconoció, tras agradecer el apoyo y la lealtad de las Fuerzas Armadas que han aceptado el desafío de garantizar la seguridad pública sin violar los derechos humanos, con el uso regulado, adecuado de la fuerza.

Aunque todavía tenemos que trabajar mucho, porque no son buenos los resultados en cuanto a la diminución de la incidencia delictiva en el país y que está atendiéndose el problema, pero constituye nuestro principal desafío, yo soy un hombre de desafíos, de retos y soy perseverante, y por eso puedo decir que estoy seguro que vamos a lograr serenar al país, se va a pacificar México. Eso es un compromiso. Lo vamos a lograr con el trabajo coordinado de todo el gobierno, como lo estamos haciendo, cerrando filas todos juntos. Vamos a lograr también con algo que es muy importante: no permitiendo el contubernio de la delincuencia con la autoridad”, sostuvo López Obrador.

Llamó al Congreso de la Unión a que en este periodo ordinario de sesiones revise y en su caso apruebe la iniciativa de reforma Constitucional que les propuso que permitiría realizar consultas con cuyos resultados se pueda determinar la revocación de mandato del presidente de la república, entre otros cargos.

Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, en su mensaje con motivo de su Primer Informe de Gobierno. (Moisés Pablo/Cuartoscuro.com)

Ante los presidentes de las mesas directivas del Congreso de la Unión, del presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, de gobernadores, del gabinete legal y ampliado, de empresarios y dirigentes de organismos empresariales, de titulares de organismos autónomos como el INE y la CNDH, y dirigentes religiosos, como el padre Alejandro Solalinde, el presidente se dijo optimista en el avance de la transformación que encabeza, ya que apuntó, soplan buenos vientos, y lanzó un mensaje a la oposición.

Están nerviosos o incluso fuera de quicio; sin embargo, no han podido constituir, y esto lo celebramos y toco madera, para que no se pueda crear un grupo o una facción con la fuerza de los reaccionarios de otros tiempos. Además, lo digo con respeto, no quiero que se entienda como un acto de prepotencia o una burla, es lo que estoy percibiendo: están moralmente derrotados, si seguimos actuando en forma ética, y aplicando con voluntad firme la política de moralizar la vida pública, nada ni nadie podrá detener la aplicación del principio supremo de la soberanía del pueblo, y el interés nacional se impondrá a los hombres ambiciosos seducidos por el falso brillo de lo material y lo mezquino. Afortunadamente, mientras los que se oponen al cambio viven aturdidos y desconcertados, la mayoría de los mexicanos apoya la transformación, y están contentos, feliz, feliz, feliz”, dijo López Obrador.

Concluyó su mensaje de una hora 35 minutos con un triple, ¡Viva México!

Con información de Carmen Jaimes

JLR