AMLO afirma que por ‘sana distancia’ no atendió a familiares de desaparecidos en Veracruz

Decenas de personas exigieron al presidente, durante su gira en Veracruz, que se bajara de la camioneta
AMLO afirma que por ‘sana distancia’ no atendió a familiares de desaparecidos en Veracruz. (Presidencia de la República)

El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró este martes que el día anterior no pudo atender, en Veracruz, a familiares de personas desaparecidas porque no puede, por la sana distancia, exponerse ni exponer a los demás.

Te recomendamos: Ni Ford crearía tantos empleos como Sembrando Vida en Veracruz: AMLO

Durante su conferencia de prensa matutina desde Tlaxcala, el presidente fue cuestionado sobre el incidente ocurrido durante su gira por Veracruz, cuando decenas de familiares de desaparecidos le exigieron que bajara de la camioneta en donde viajaba y los atendiera.

Este martes, el presidente señaló que todos los días se atiende a familiares de personas víctimas de la violencia y lamentó lo sucedido.

“Es muy incómoda esta situación de cuidado y de sana distancia, no podemos acercarnos mucho. No es recomendable”, dijo el presidente y reiteró sus disculpas por no poder tener comunicación directa con los ciudadanos.

Aseguró que se atiende a todos y refirió que la prensa conservadora está muy atenta a todo lo que él hace.

“Si bajo el vidrio, ¿por qué bajo el vidrio?, si saludo, ¿por qué saludo?, si no saludo, ¿por qué no saludo?”, dijo el presidente.

Insistió en que hay quienes están muy molestos por la transformación que se está llevando en el país y los medios que antes callaban cuando saqueaban al país ahora son opositores.

“Tengo que andar brincando obstáculos, evadiendo el acoso, evitando caer en provocaciones porque están muy encorajados, muy enojados”, dijo y volvió a llamar a la calma y a serenarse.

“Solo atiendes a la mamá de El Chapo”

Decenas de familiares de desaparecidos emplazaron el lunes al presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, a que se bajara de la camioneta todoterreno en la que se transportaba y los atendiera, como hizo en marzo con la madre del narcotraficante Joaquín “El Chapo” Guzmán.

Tras gritar “¡que se baje, que se baje!”, los manifestantes, algunos con cubrebocas por el coronavirus, demoraron el paso del vehículo del mandatario rodeándolo con carteles que decían “Ayúdalo a regresar a casa”, mientras el convoy intentaba salir de un batallón de infantería en la sureña ciudad Veracruz.

Cuando ya casi se abría paso entre la multitud, una mujer que caminaba a un lado del vehículo oficial le espetó: “¡Solo atiendes a la mamá de El Chapo! ¡Atiendes a la madre de “El Chapo”, cabrón. A nosotros no!”.

Veracruz es uno de los estados más azotados por la creciente violencia ligada al crimen organizado. Desde el inicio de la guerra contra el narcotráfico, en 2006, México ha reportado al menos 61,000 desaparecidos.

A fines de marzo, durante una gira por Sinaloa, López Obrador se acercó a la camioneta donde estaba la madre de “El Chapo” Guzmán y le estrechó la mano.

El inédito gesto del presidente mexicano con la progenitora del capo desató una lluvia de críticas porque, además de que contradecía las medidas de sana distancia para evitar la propagación del coronavirus, opositores lo consideraron una falta de respeto para las miles de víctimas del narcotráfico.

Con información de Presidencia de México y Reuters

AAE