Amieva: Balacera en Garibaldi, disputa entre La Unión y Anti-Unión

Peritos y policías de investigación acudieron al lugar de los hechos en Garibaldi para buscar indicios. (Reuters)

Esto ya no solamente ocurre en las películas. Tres sicarios, vestidos de mariachis, acribillaron a personas en Garibarldi, en pleno centro de la Ciudad de México.

Ocurrió la noche del pasado viernes, en una “chelería”, un expendio de cervezas. Seis personas murieron y ocho más resultaron lesionadas.

En el lugar se localizaron más de 60 casquillos calibre 9 milímetros y 2.23, un arma de grueso calibre.

También hubo una balacera en la esquina de Perú e Ignacio Allende, donde sicarios se abrían paso para escapar hacia la colonia Guerrero.

Para el periodista Héctor de Mauleón, quién ha dado seguimiento al tema desde hace varios años, se trata de un episodio más de lucha entre grupo criminales Unión de Tepito y la Fuerza Anti-Unión por el control de la zona.

“Es la continuación de una guerra que comenzó hace cuatro años cuando empezó la fractura del grupo criminal conocido como La Unión y cuando el líder de este grupo se peleó con su lugarteniente, que era Roberto Mollado Esparza, conocido como ‘El Betito’, comenzó la lucha entre ‘El Betito’ y el antiguo líder apodado ‘Pancho Cayagua’. Toda esta violencia comenzó a escalar hasta llegar al punto culminante del terror que fue el hallazgo de dos cuerpos desmembrados en el Puente de Nonoalco hace dos meses y lo que sucedió el viernes en Garibaldi es un capítulo más de la pugna”, explicó Héctor de Mauleón, periodista.

Según testigos en la plaza no había ningún policía. En los estuches de los instrumentos musicales los agresores llevaban las armas.

“Entraron un grupo de hombres disfrazados de mariachis con estuches de instrumentos musicales en los cuales llevaba armas largas y de una manera muy perturbadora, como si fuera la escena de una película, se acercaron a una ‘chelería’ abrieron los estuches sacaron lo que llevaban ahí y abrieron fuego”, dijo Héctor de Mauleón.

El establecimiento era atendido por las hermanas Araceli y Cristina Ramírez, ambas fallecieron.

Araceli era esposa de Víctor Jesús Barajas, uno de los líderes de la Fuerza Anti-Unión, quién era el principal vendedor de droga en la plaza y fue asesinado en marzo pasado.

“La viuda estaba en ese momento con quien quedó a cargo desde marzo. Un hombre al que conocían como “Chucho”. Estaban ellos dos afuera, tenían una bocina. Cuando llegaron los mariachis, los testigos dicen que escucharon gritos, súplicas, que empezaron las ráfagas y que oyeron decirle a uno: “esto es por todo lo que has hecho”, agregó Héctor de Mauleón, periodista.

El jefe de Gobierno, José Ramón Amieva, confirmó que se trata de lucha entre dos grupos que se disputan la venta de droga.

“Estamos hablando de dos grupos que se están confrontando, que son La Unión y La Anti Unión y hemos tenido ya respuestas entre ellos, es lo que sucede, pues al disputarse esta zona de comercio. Estos pequeños grupos se están dedicando ahora a agredirse entre ellos”, destacó José Ramón Amieva, jefe de Gobierno de la CDMX.

Este lunes peritos y policías de investigación acudieron al lugar para buscar indicios, hacer mediciones y solicitar videos de cámaras de seguridad en esa zona donde no servían las luminarias, desde hace tiempo.

Los mariachis de la plaza dijeron que hay temor.

“Si cómo no, que la vayan agarrar contra nosotros, no sé algo que vaya a pasar. Está como de película”, aseguró Víctor, mariachi de Garibaldi.

“No somos nosotros, nosotros salimos a lo que Dios nos dé, tocar como los compañeros”, añadió Alfonso, mariachi de Garibaldi.

En el último año se han contabilizado al menos 18 ejecuciones aparentemente relacionadas con la disputa entre ambos grupos.

Con información de Arturo Sierra.

LLH