Recibe nuestras notificaciones con las noticias más importantes al momento.
Ver ahora

Amazonas arde y Brasil rechaza ayuda del G7 para combatir incendios

Suman más de 80 mil los incendios en todo Brasil en lo que va de año.
Noticieros Televisa FUENTE: noticieros televisa DESDE: BRASILIA, Brasil
FOTO: Se calcula que los incendios que iniciaron a principios de agosto han quemado al menos 500 mil hectáreas. (Reuters)

Brasil rechazó la ayuda ofrecida por los países del G7 para combatir los incendios en la Amazonía, informó el jefe de gabinete del presidente Jair Bolsonaro, Onyx Lorenzoni, quien aconsejó al presidente francés Emmanuel Macron ocuparse de “su casa y sus colonias”.

Te recomendamos: La NASA muestra incendio que arrasa la Amazonía brasileña

“Agradecemos (la oferta), pero tal vez esos recursos sean más relevantes para reforestar Europa”, dijo este lunes Lorenzoni a un blog del portal de noticias G1, al referirse al fondo de 20 millones de dólares para los países amazónicos anunciado por Macron durante la cumbre del G7 en Biarritz, sur de Francia.

La información fue confirmada por la presidencia.

“Macron no logra siquiera evitar un previsible incendio en una iglesia que es un patrimonio de la humanidad y ¿qué pretende enseñarle a nuestro país?”, desafió Lorenzoni, en referencia al incendio que devastó Notre Dame en abril pasado.

“Él tiene mucho que cuidar en su casa y en las colonias francesas”, agregó, en alusión a los territorios franceses de ultramar, entre los que figura la Guayana Francesa, limítrofe con Brasil.

El ministro de Medio Ambiente, Ricardo Salles, había dicho unas horas antes que la ayuda del G7 sería “bienvenida”.

Pero tras una reunión por la noche entre Bolsonaro y algunos de sus ministros, Lorenzoni y el canciller Ernesto Araújo arremetieron contra el mandatario francés y sus propuestas.

“Brasil es una nación democrática, libre y nunca tuvo prácticas colonialistas e imperialistas como tal vez sea el objetivo del francés Macron”, afirmó Lorenzoni.

Las tensiones entre Francia y Brasil se vienen incrementando desde que Macron llamó la semana pasada a los líderes de las principales democracias industriales a una discusión de urgencia en la cumbre del G7 sobre los incendios en la Amazonía. Bolsonaro replicó acusándolo de tener una “mentalidad colonialista”.

“Nadie necesita una nueva iniciativa para la Amazonía”, abundó Araujo, sosteniendo que ya existen varios mecanismos al respecto como la Convención del Clima de la ONU “para financiar el combate a la deforestación y para reforestar”.

Hasta el domingo a las 18H00 GMT se registraron mil 113 nuevos incendios en la Amazonía respecto al sábado, según datos del Instituto Nacional de Investigación Espacial (INPE). Suman más de 80 mil los incendios en todo Brasil en lo que va de año, un 78% más que en el mismo periodo de 2018.

Bolsonaro, desconfiado y no hace nada

La región de la Amazonía abarca 5.5 millones de kilómetros cuadrados al sur del continente americano, es decir, casi tres veces la superficie total de México.

Se calcula que los incendios que iniciaron a principios de agosto han quemado al menos 500 mil hectáreas, equivalentes a tres veces la superficie de la Ciudad de México.

Las regiones más afectadas son los estados de Porto Velho, Acre, Rondonia, Roraima, Mato Grosso, Pará y Tocantins, por lo que el gobierno brasileño desplegó 44 mil soldados y dos aeronaves Hércules c-130 capaces de soltar hasta 12 mil litros de agua sobre el fuego.

El gobierno de Bolivia contrató los servicios de un Boeing 747 Super Tanker, con capacidad de desplegar 72 mil litros de agua y apagar grandes extensiones de bosque en llamas.

En la cumbre de potencias mundiales conocido como G7, se anunció una donación de 22 millones de dólares para ayudar en el combate al fuego.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro reaccionó con desconfianza.

“Macron ofrece la ayuda de países ricos al Amazonas. ¿Alguien que no es una persona pobre ayuda a otros sin esperar nada a cambio? ¿Por qué tienen el ojo puesto en el Amazonas? ¿Qué quieren aquí desde hace tanto tiempo?”, cuestionó Bolsonaro.

Mientras, los líderes de las tribus locales culpan a Bolsonaro y a los granjeros locales por el fuego.

“Creemos que la posición del presidente Bolsonaro les dio valor a los granjeros de iniciar los incendios. Ellos sienten que tienen el respaldo del jefe de la nación para cometer estos actos. Antes no veíamos esta actitud de los presidentes, pero creemos que en el gobierno de Bolsonaro hay muchas compañías mineras, madereras y granjeros que se sienten respaldados por el presidente”, comentó Raoni Metuktire, líder de la tribu Kayapó.

Con información de AFP y En Punto.

LLH