Expresidente de Colombia Álvaro Uribe, detenido ayer, da positivo a COVID-19

El exmandatario tiene orden de prisión domiciliaria por presunto fraude procesal

El expresidente colombiano Álvaro Uribe dio positivo por COVID-19 horas después de que la Corte Suprema de Justicia ordenara su detención domiciliaria por presunto fraude procesal y compra de testigos, confirmaron a Efe fuentes de su partido, el Centro Democrático.

Te recomendamos: Daniel Quintero, alcalde de Medellín, Colombia, da positivo a COVID-19

Una misión médica le realizó la prueba al exmandatario esta mañana en la finca “El Ubérrimo”, situado en el caribeño departamento de Córdoba, donde está pasando la cuarentena decretada por el Gobierno para combatir la COVID-19 y donde presumiblemente permanecerá en detención domiciliaria.

El caso que priva de la libertad Uribe, que gobernó Colombia entre 2002 y 2010, comenzó en 2012 cuando demandó por supuesta manipulación de testigos al senador del izquierdista Polo Democrático Alternativo (PDA) Iván Cepeda, que en esa época preparaba una denuncia en el Congreso en su contra por supuestos vínculos con el paramilitarismo.

Esa demanda acabó volviéndose en contra de Uribe, que se convierte hoy en el primer expresidente colombiano al que se le ordena la detención.

El proceso de Uribe contra Cepeda dio un giro de 180 grados cuando el magistrado José Luis Barceló, de la Corte Suprema, que fue quien recibió el caso, no solo lo archivó sino que decidió abrir una investigación al expresidente por supuesta manipulación de testigos.

La Corte Suprema escuchó en octubre del año pasado a Uribe y realizó otras diligencias con base en las cuales decidió este martes ordenar su detención domiciliaria.

El partido Centro Democrático, fundado por Uribe y que está en el poder, expresó ayer su “grave preocupación” por versiones que circulaban sobre un posible fallo contrario a su líder.

Uribe responde al proceso penal en la Corte Suprema porque por tener fuero de senador su caso queda fuera de la Comisión de Acusaciones de la Cámara de Representantes que es la que se ocupa de los procesos a los expresidentes.

La Corte Suprema de Justicia de Colombia ordenó la detención domiciliaria del expresidente Álvaro Uribe al considerar que hay riesgos de que el senador obstruya la justicia en el caso que se le sigue por presunto fraude procesal y soborno de testigos.

“La providencia fue adoptada con base en un riguroso estudio jurídico sobre la realidad procesal, que indica posibles riesgos de obstrucción de la justicia, respecto al futuro recaudo de pruebas de hechos presuntamente delictivos que involucran” al senador Uribe, señaló la Corte en un comunicado.

Horas antes el propio Uribe informó por medio de las redes sociales de la privación de su libertad y señaló que esa situación le causaba “profunda tristeza” por su familia “y por los colombianos que todavía creen que algo bueno he hecho por la patria”.

Según la Corte Suprema, la “imposición de medida de aseguramiento de detención preventiva” a Uribe “como presunto determinador de los delitos de soborno a testigo en actuación penal y fraude procesal (…) se sustituyó por detención domiciliaria”.

“Por lo tanto, el senador Uribe Vélez cumplirá la privación de la libertad en su residencia y desde allí podrá continuar ejerciendo su defensa con todas las garantías del derecho al debido proceso”, añadió el comunicado.

Con información EFE

AOV