Alta funcionaria de EEUU renuncia por reacción de Trump a tema racial

Mary Elizabeth Taylor, una mujer negra de 30 años, había estado en el Gobierno de Trump desde el primer día
Donald Trump camina en el patio de la Casa Blanca. Getty Images

Una alta funcionaria de Gobierno de EEUU renuncia por la reacción del presidente Donald Trump al tema racial, informó el diario The Washington Post.

Te recomendamos: Facebook retira anuncio de Trump por contener símbolo nazi

Mary Elizabeth Taylor, una mujer negra de 30 años, había estado en el Gobierno de Trump desde el primer día y actualmente era la secretaria adjunta para Asuntos Legislativos del Departamento de Estado, después de haber trabajado primero en la Casa Blanca.

“Los momentos de agitación pueden cambiarte, cambiar la trayectoria de tu vida y moldear tu carácter. Los comentarios y acciones del presidente en torno a la injusticia racial y los afroamericanos atentan contra mis valores y convicciones básicos”, afirmó Taylor en su carta de dimisión, a la que accedió el Post.

“Debo seguir los dictados de mi conciencia y renunciar como secretaria adjunta de Estado para Asuntos Legislativos”, indicó, un cargo desde el que hacía de nexo entre el Departamento de Estado y el Congreso.

Antes de entrar al Departamento de Estado, Taylor había trabajado como directora adjunta de nominaciones de la Casa Blanca, ayudando en el proceso de confirmación en el Senado de cerca de 400 nominados por Trump.

Entre ellos el juez del Tribunal Supremo Neil Gorsuch, la directora de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), Gina Haspel, el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, y el secretario de Estado, Mike Pompeo, que la fichó para su departamento tras acceder al cargo.

Previo a su paso por el Gobierno, Taylor había trabajado para el senador Mitch McConnell, jefe de la mayoría republicana en el Senado, una experiencia que le permitió desempeñar sus cargos en la Casa Blanca y el Departamento de Estado.

Según el Post, la de Taylor es la primera dimisión de alto perfil en el Gobierno de Trump como consecuencia de las protestas raciales que estallaron en Estados Unidos tras el asesinato a manos de un policía blanco del ciudadano negro George Floyd en Mineápolis a finales de mayo.

Con información de Efe.
FM