Alistan hospital de terapia intensiva más grande de México para coronavirus

En los siguientes días empezará a funcionar el Hospital del 22 Batallón de la Policía Militar para atender a pacientes con COVID-19

En los siguientes días empezará a funcionar la Unidad Operativa de Hospitalización y Terapia Intensiva en las instalaciones del Vigésimo Segundo Batallón de Policía militar para atender   a pacientes  con coronavirus  (COVID-19).

Te recomendamos: CRIT Tlalnepantla se encuentra listo para apoyar a pacientes no COVID-19

Es el hospital de terapia intensiva más grande de México diseñado para recibir a pacientes en estado crítico por coronavirus (COVID-19).

Ningún otro hospital cuenta con 60 camas especiales y 306 médicos, así como enfermeras capacitados para enfrentar la enfermedad del COVID-19.

Oscar Benavides Aguilar, coronel médico cirujano, dijo: “El manejo de ventiladores, cuidados al paciente crítico, manejo del paciente y de la familia, atención personalizada a la familia y, sobre todo, esta parte de salud mental también para el personal que laboramos aquí”.

La Unidad Operativa de Hospitalización y Terapia Intensiva se encuentra en las instalaciones del 22 Batallón de Policía Militar, ubicado en la calzada del Chivatito, en la alcaldía Miguel Hidalgo de la Ciudad de México.

Los edificios que servían como dormitorios para la tropa fueron reconvertidos en modernas estancias hospitalarias con un total de 310 camas.

Cuentan con un sistema de ventilación mecánica para suministrar oxígeno a los pacientes, laboratorio de análisis clínicos, equipo moderno de Rayos X, inhaloterapia e insumos médicos.

Oscar Benavides Aguilar, coronel médico cirujano, señaló: “Contamos con monitores, contamos con las bombas de infusión que son necesarias para administrar los medicamentos”.

A las 60 camas de terapia intensiva se sumaron 150 camas de hospitalización para pacientes con un cuadro de enfermedad leve a moderada, 50 fueron destinadas para mujeres y 100 para hombres. Se determinó por la prevalencia del virus que es mayor en varones.

En el área donde se encuentran los pacientes críticos, se instaló un sistema de filtros que purifican el aire en un  99 por ciento.

Se construyó una red de gases indispensable para el suministro de oxígeno, aire grado médico y de vacío.

Se aseguró el abastecimiento de agua potable con una cisterna de 35 mil litros y un sistema hidroneumático.

Se instaló una caldera y lavandería industrial, se rediseñó el comedor y una zona de alojamiento para el personal médico.

Juan Carlos Pérez Díaz, ingeniero industrial, agregó: “Tenemos prácticamente tres semanas de que se empezaron  los trabajos ahorita ya tenemos funcionando los sistemas al cien por ciento”.

La Unidad Operativa de Hospitalización y Terapia Intensiva comenzará a recibir pacientes por COVID-19.

Esta es la etapa que ha marcado  la Secretaría de Salud como la más grave porque es la parte del pico, los casos graves pues, definitivamente podrían saturar los sistemas de  salud yo creo que lo más importante que debemos  de tomar en consideración es la prevención ‘Quédense en casa’

Con información de Santos Mondragón 

LSH