Alianza del Pacífico y Mercosur suman esfuerzos de integración entre Latinoamérica y el Caribe

Acordaron explorar nuevas rutas de cooperación para incrementar la relación económica y comercial (Twitter/@mercosur)

Por primera vez, presidentes de la Alianza del Pacífico y del Mercosur se reunieron para compartir esfuerzos en favor de la integración de América Latina y el Caribe a través de un libre comercio que favorezca la inclusión social.

El objetivo: avanzar en la reducción de la pobreza y la desigualdad.

En Puerto Vallarta, Jalisco, el presidente Enrique Peña Nieto recibió a los mandatarios de Chile, Sebastian Piñera, de Colombia, Juan Manuel Santos, de Perú, Martín Vizcarra, de Brasil, Michel Temer y de Uruguay Tabaré Vázquez. Al vice canciller de Argentina, Daniel Raimondi y al vice ministro de Relaciones Exteriores de la República de Paraguay, Federico González Franco.

El presidente Peña Nieto dijo que se fortaleció la vinculación entre los dos bloques comerciales más importantes de América Latina.

Dos bloques que, en conjunto, concentran el 79% de la población en la región, el 85% del Producto Interno Bruto, el 86% de las exportaciones y el 88% de la captación de Inversión Extranjera Directa.

 Los presidentes enviamos al mundo una clara señal de que juntos impulsamos la integración regional y el libre comercio, estamos convencidos de que la apertura comercial y el crecimiento al sistema multilateral de comercio son esenciales para el crecimiento económico y el desarrollo sostenible de nuestros pueblos”, afirmó Enrique Peña Nieto, presidente de México.

Por el Mercosur, el presidente de Uruguay dijo que hubo voluntad política para profundizar los vínculos comerciales, las inversiones y la cooperación.

La integración del Mercosur y la Alianza del Pacífico no son fines en sí mismos, tampoco son varitas mágicas para solucionar problemas ni garantizan la felicidad de cada uno y el porvenir de todos, pero son instrumentos idóneos para alcanzar objetivos estratégicos que todos compartimos por encima de la identidad de cada uno de nosotros”, señaló Tabaré Vázquez, presidente de Uruguay.

Acordaron explorar nuevas rutas de cooperación para incrementar la relación económica y comercial en áreas de interés común. Y refrendaron su compromiso con la democracia, el Estado de Derecho y el respeto pleno a los derechos humanos.

Aprobaron el Plan de Acción de Puerto Vallarta, que establece medidas concretas para facilitar el comercio de bienes, impulsar la internacionalización de las empresas pequeñas y medianas.

Se fomentará también la economía del conocimiento y se generaran más beneficios para las personas en materia de género, movilidad académica, turismo, cultura y movilidad de personas.

Después, se inauguró la Décima Tercera Cumbre de la Alianza del Pacífico.

El presidente Peña Nieto informó que el debate se centrará en tres tareas prioritarias:

  • Asegurar que la consolidación de la Alianza del Pacífico fortalezca a América Latina en su conjunto, estrechando los lazos de cooperación e intercambio con el Mercado Común del Sur.
  • Profundizar los vínculos de la Alianza con los Estados observadores y los futuros Estados Asociados, con base en los principios de la apertura comercial.
  • Mantener una visión pragmática y flexible en todas las actividades de la Alianza del Pacífico, privilegiando siempre la obtención de resultados concretos.

Con información de Juan Sebastián Solís

MAP