Agricultor herido por la Guardia Nacional durante protesta por La Boquilla narra los hechos

Acompañado de sus tres hijos y su abogado, Jaime Torres dijo que no recordaba tantos detalles, pero sí dejó en claro que ellos no agredieron a la Guardia Nacional.

El gobernador Javier Corral denunció que el Gobierno Federal se retiró de las mesas de seguridad del estado, en represalia por las movilizaciones que ha habido por el tema del agua de la presa La Boquilla y reapareció en una conferencia de prensa Jaime Torres, el agricultor que sobrevivió al ataque presuntamente de la Guardia Nacional en el que murió su esposa, Jessica Silva, el pasado 8 de septiembre.

Te puede interesar: Agricultores de Chihuahua exigen que Conagua deje de extraer agua de La Boquilla

“Cuando veníamos llegando a Delicias pasó un carro, carro chico, con la leyenda Sin Agua no Hay vida, que la iban custodiando dos camionetas de las Guardia Nacional, el carrito bajó una intersección y nosotros lo seguimos para ver que estaba pasando para brindarle ayuda, porque iban a llegar los otros cuando bajo empezaron a disparar. Yo no escuché nada, incluso ni los disparos que me dieron a mí, yo nomás sentí el cuerpo caliente de aquí, fue todo lo que escuché yo”, indicó Jaime Torres, agricultor.

Acompañado de sus tres hijos y su abogado, Jaime Torres dijo que no recordaba tantos detalles, pero sí dejó en claro que ellos no agredieron a la Guardia Nacional. También envió este mensaje al presidente López Obrador.

“No le está llegando la información correcta a él. O no sé qué está pasando pero está mal lo que está haciendo. Está haciendo pelear el pueblo contra el pueblo. Y ya que retire a la Guardia Nacional”, apuntó Jaime Torres, agricultor.

El gobernador de Chihuahua, Javier Corral informó a través de Twitter que el secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, le notificó que el Gobierno Federal abandonó las mesas de seguridad con el estado.

Dijo que el argumento que le dio la federación fue por “las críticas del gobierno del estado a su participación en la custodia de diversas instalaciones”. dado que “generan un ambiente de confrontación” que quieren evitar “hasta donde sea posible”.

Corral consideró que esta decisión “muestra un talante autoritario y vengativo contra el pueblo de Chihuahua” y se “incumple el compromiso de hacer de la seguridad un campo de neutralidad política, y se usa como mecanismo de represalia”.

Con información de Francisco Javier Carmona.
LLH