Agresor de una mujer podría quedar en libertad por falta de pruebas en Yucatán

Una joven, de 20 años de edad, fue brutalmente golpeada por su pareja, su agresor recibió prisión preventiva por el delito de feminicidio en grado de tentativa, sin embargo, podría quedar en libertad debido a que magistrados alegaron que las lesiones contra la joven no fueron tan graves
Foto: La joven de 20 años fue llevada en una ambulancia, se desmayó y despertó en un hospital donde permaneció en recuperación cerca de dos semanas. (Noticieros Televisa)

Hace más de un año, una joven, de 20 años de edad, fue brutalmente golpeada por su pareja en Mérida, Yucatán, su agresor recibió prisión preventiva por el delito de feminicidio en grado de tentativa, sin embargo, podría quedar en libertad debido a que magistrados alegaron que las lesiones contra la joven no fueron tan graves como para justificar un intento de feminicidio.

Te recomendamos: FGR propone ampliar causales de feminicidio

Yo estaba despertando, sólo vi a mi ex novio, Christian, como muy centrado en la computadora y en mi celular y en su celular, fue directo a la agresión, me empezó a golpear con sus puños, a dar patadas, me jaló el cabello y pues mi cabeza terminó en piso o en la pared, había un cable, con eso me empezó a dar como latigazos, luego con un perchero de madera me empezó a dar en la cabeza”, relató Andrea.

Por más de una hora, el 7 de noviembre del 2018, Andrea fue golpeada en un domicilio localizado en la colonia Benito Juárez Norte, al norte de Mérida, por su entonces pareja Christián Contreras, un hombre de 20 años que durante mucho tiempo ha practicado artes marciales, como karate y taekwondo, en un descuido, la joven logró escapar y pedir auxilio.

Se fue al baño y yo alcancé a correr, no sé cómo, con la adrenalina pude escapar de esa casa y justamente cuando estaba saliendo de la casa pasó una patrulla en ese momento y lo agarraron y se lo llevaron”, comentó la víctima.

– ¿Por qué la pateas? – No la pateé, hubo un problema ayer… – Si crees que fue problema de ayer, puedes entrar a la casa y ver la sangre que todavía está chorreada”.

La joven de 20 años fue llevada en una ambulancia, se desmayó y despertó en un hospital donde permaneció en recuperación cerca de dos semanas.

No me podía parar, los moretones seguían y tengo algunos que siguen teniendo algunas partes de mi cuerpo, me acuerdo que tenía en la espalda una forma de su zapato, pero en forma de moretón, tocaba mi cabeza y mi cabeza se hundía y decía cómo es que estoy viva”, expresó Andrea.

Andrea denunció a Christian por intento de feminicidio ante la Fiscalía estatal, una semana después, le fue dictada prisión preventiva como medida cautelar, jueces locales rechazaron ocho recursos de amparos interpuestos por el joven, pero el pasado 6 de diciembre su defensa pidió a magistrados del décimo cuarto distrito federal con sede en Yucatán revisar el caso.

En la resolución del amparo, los magistrados Pablo Jesús Hernández Moreno, Jorge Enrique Eden Wynter Garcia, y Didier Rolando Ramírez Canto, determinaron reclasificar el delito de feminicidio en grado de tentativa a lesiones, debido a que la probable víctima no presentó evidencia de que su vida estuviera en riesgo con las lesiones infringidas, por lo que no se aprecia que el acusado pretendiera privar de la vida a su pareja sentimental.

Ese es el argumento que ellos tienen, que se contuvo, pero no fue así, lo que yo siempre he pensado es si yo me hubiera quedado 15 o 20 minutos más en esa casa no hubiera salido nunca”, afirmó Andrea.

Organizaciones y colectivos feministas de Yucatán pidieron al Consejo de la Judicatura Federal revisar la actuación de los tres magistrados en el caso de Andrea.

Por eso la preocupación de que este hombre salga, ¿quién queda en la cárcel?, ¿a quién encarcelamos?, pues a Andrea, Andrea se queda en situación de vulnerabilidad, se queda con este miedo”, dijo Teresita Campos, presidenta del Observatorio Nacional de Violencia en Yucatán.

Con información de En Punto

TVR