Agentes españoles y alemanes coordinaron la detención de Puigdemont

Policías españoles en Madrid.(Getty Images/archivo)

La Policía española, la Oficina Federal de Investigación Criminal de Alemania y el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) de España coordinaron la detención del expresidente catalán Carles Puigdemont en territorio alemán, cercano a la frontera danesa.  

Agentes alemanes detuvieron a Puigdemont en una autopista del norte del país tras cruzar la frontera de Dinamarca, después de que el viernes por la noche abandonara Finlandia, a donde había ido a pronunciar una conferencia.

Según fuentes policiales españolas, la detención del exgobernante independentista catalán fue posible gracias a la cooperación de las fuerzas de seguridad de España y Alemania, en coordinación con la inteligencia española.

Puigdemont se dirigía a Bélgica, donde residía habitualmente desde que se fugara a últimos de octubre pasado para eludir la acción de la Justicia española que lo reclama por los delitos de rebelión y malversación de fondos públicos.

Un juez español reactivó el viernes pasado la euroorden de búsqueda y detención contra el exgobernante catalán tras procesarlo por rebelión y malversación de fondos públicos en relación con el proceso de independencia ilegal iniciado en la región española de Cataluña en 2017. 

El Ejecutivo español, amparado en la Constitución, destituyó a Puigdemont y a todos sus consejeros el 27 de octubre de 2017, después de que el Parlamento catalán aprobase una declaración a favor de la independencia.

Simultáneamente se desarrollaron las investigaciones judiciales sobre el proceso independentista, que culminaron este viernes con el procesamiento por rebelión de 13 líderes catalanes (nueve de ellos también por malversación).

El juez Pablo Llarena ordenó prisión sin fianza para cinco y pidió la detención de cuatro huidos al extranjero, entre ellos Puigdemont.

Los cuatro restantes, como el exvicepresidente catalán Oriol Junqueras (ERC), ya estaban encarcelados preventivamente.

Además, el juez español decidió enviar a juicio a otros doce investigados por cargos como desobediencia y malversación.

Con información de EFE.

RAMG