Recibe nuestras notificaciones con las noticias más importantes al momento.

Afecta sismo a la población indígena más anciana y pobre de Oaxaca

Noticieros Televisa FUENTE: noticieros televisa DESDE: OAXACA, México
Afecta sismo a la población indígena más anciana y pobre de Oaxaca. (Noticieros Televisa)

En Oaxaca más de 50 mil viviendas resultaron afectadas tras el sismo del pasado 7 de septiembre.

Entre los miles de damnificados hay un grupo particularmente vulnerable.

¿Cómo se empieza desde cero cuando se es pobre, indígena y adulto mayor?

Saturnina Sánchez García tiene 87 años. De los siete hijos que tuvo, viven dos. Hace apenas 40 días enterró a Luis, el único que vivía con ella. Por eso viste de negro.

Afecta sismo a la población indígena más anciana y pobre de Oaxaca. (Noticieros Televisa)

Hasta hace un par de semanas lloraba dentro de la recámara de su hijo. Hoy ese lugar ya no existe.

El sismo derrumbó la mayor parte de la casa.

Saturnina quedó atrapada, pero la rescataron de inmediato.

“Cuando amaneció, lo vi. No comí, no dormí. Lloré. Triste, triste, triste”, narró Saturnina.

Afecta sismo a la población indígena más anciana y pobre de Oaxaca. (Noticieros Televisa)

Desde muy joven prepara comida para vender. Quedar viuda a los 30 años la hizo duplicar las jornadas. Construyó esta casa para dejarle algo a sus hijos.

Todo su esfuerzo se redujo a un número pintado en la entrada, que señala que es pérdida total.

Afecta sismo a la población indígena más anciana y pobre de Oaxaca. (Noticieros Televisa)

Saturnina Sánchez García, damnificada del sismo en Oaxaca, dice: “Se fue. Tanto trabajé, tanto trabajé. De día y de noche. Voy a vivir, pues aquí está mi casa, ¿a dónde voy a ir?”

En Chicapa de Castro nueve de cada 10 habitantes son indígenas zapotecos.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, INEGI, en esta localidad se concentra la mayor cantidad de adultos de más de 65 años de todo el municipio de Juchitán.

Afecta sismo a la población indígena más anciana y pobre de Oaxaca. (Noticieros Televisa)

Rosita y Celestino viven ahí.

“El temblor tumbó la casa. Llorando, pues. ¿Qué cosa más vamos a hacer?, esa es la cosa”, dijo el señor Celestino Escobedo Morales.

“Hay noches que duerme uno, hay noches que nada y está pensando. ¿Dónde vamos a quedar?, ¿Qué todo el tiempo vamos a estar ahí?”, explicó Rosita Santiago.

Cuando Celestino tenía 17 años sus padres comenzaron a construir la casa.

Ahora no saben qué hacer. No saben cómo se empieza desde cero a los 80 años.

Afecta sismo a la población indígena más anciana y pobre de Oaxaca. (Noticieros Televisa)

“Ahorita ya cuesta bastante para comprar material, y ya no puedo trabajar para que pueda andar como antes. Ya duele mi pie, ya duele mi brazo”, explicó Celestino.

“Tuve 10 hijos. Cinco varones, cinco mujeres. Todos ya se casaron, tienen sus compañeros. Ya quedé con él nada más”, dijo Rosita Santiago, damnificada.

Bernarda y Juan cumplirán 50 años de casados en unos meses. No pensaban en un gran festejo.

Afecta sismo a la población indígena más anciana y pobre de Oaxaca. (Noticieros Televisa)

Ella recuerda perfectamente que un 15 de mayo se hicieron novios. A él no se le olvida que en la primera propuesta de matrimonio Bernarda lo rechazó.

Se ríen tomados de la mano, de fondo están los escombros de su casa.

Perdieron la herencia que les dejó la mamá de Juan. Esta casa, cuentan, se levantó en 1940.

“Estábamos adentro, adentro pasamos el terremoto. Dios nos prestó todavía vida para seguir. Todavía pude alcanzar a ver lo que está pasando. Pero yo ya tenía agarrado a mi esposo, ya lo abracé y él me abrazó”, comentó Bernarda.

Afecta sismo a la población indígena más anciana y pobre de Oaxaca. (Noticieros Televisa)

No tienen cómo recuperarse, viven al día.

“Siento ahora sí que se acabó la casa. Estoy viva, está vivo mi esposo que también es grande, 80 años. Estamos vivos de puro milagro”, enfatizó.

“¿Cómo vamos a construir otro? Yo ya no trabajo. Tengo mis años, ya no puedo”, concluyó Juan Álvarez Nicolás.

 

Con información de Ana Lucía Hernández

KAH