Agencia Espacial celebra 33 años del lanzamiento del satélite Morelos I

Agencia Espacial celebra 33 años del lanzamiento del satélite Morelos I

Los satélites Morelos I y II serían la puerta para continuar con el programa denominado Solidaridad. (Twitter @ocharfen)

Este mes se cumplen 33 años del lanzamiento del satélite Morelos I, con lo que dio el inicio de la incursión de México en el escenario espacial de satélites de comunicaciones, recordó la Agencia Espacial Mexicana (AEM).

En un comunicado, dijo que el satélite fue puesto en órbita el 17 de junio de 1985 por el transbordador Discovery de la NASA (National Aeronautics and Space Administration) desde Cabo Cañaveral, en Florida, Estados Unidos; “fue un parteaguas en nuestra historia.

Cinco meses después, en noviembre de 1985, se lanzó el satélite Morelos II, misión en la que tuvo lugar el viaje del primer astronauta mexicano, Rodolfo Neri Vela. Ambos satélites fueron diseñados para servicios de telefonía y teledifusión directa, y se efectuaron experimentos espaciales diseñados por científicos mexicanos.

Con este programa, abundó la AEM, ingenieros y técnicos de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) tuvieron entrenamiento intenso, tanto en los artefactos espaciales como en el segmento terrestre, por lo que dicho sistema y las siguientes generaciones de satélites nacionales han sido controlados totalmente por mexicanos desde territorio nacional.

Los Morelos I y II serían la puerta para continuar con el programa satelital gubernamental denominado Solidaridad, con el fin de proveer tecnología de información y comunicación para brindar servicios sociales y de telecomunicaciones a nuestro país.

Actualmente, México tiene en órbita su tercera generación de satélites gubernamentales con el sistema MexSat, que es de los más avanzados del mundo, y el satélite Morelos 3 es operado por ingenieros mexicanos.

¿Cómo se fabrican los satélites?

Actualmente, la Tierra cuenta con más de mil satélites en el espacio, los cuales tienen un periodo de vida entre cinco y 15 años.

Los dispositivos pueden clasificarse en dos tipos: de observación y comunicaciones. Los primeros se enfocan más a la recopilación de datos y los envían de regreso a la Tierra para utilizarse. Con respecto a los de comunicaciones, estos emiten señales de radio y televisión desde ciertas zonas del planeta hasta otras, pues se utilizan como antenas suspendidas del cielo. Las antenas de cierta forma “iluminan” ciertas zonas en la Tierra.

Empresas de telecomunicaciones como Axesat suelen utilizar satélites para brindarles a los usuarios servicios de Internet satelital enfocado al sector empresarial con requerimientos de conectividad en zonas remotas de los diversos sectores de la economía, por ejemplo, el pesquero, petrolero e incluso el minero y la banca. Pero alguna vez te has preguntado, ¿cómo se fabrican los satélites?

Primeramente, la construcción de un satélite tiene costos altos debido a los materiales utilizados; estos tienen que resistir la radiación del espacio, soportar el viaje con una velocidad de aproximadamente 700 kilómetros y ser sólido ante posibles impactos con otros asteroides de menor tamaño, así como a la basura espacial rondando por todo el espacio.

Los materiales que generalmente son utilizados para la construcción de los satélites son el Kevlar, no suele derretirse; la fibra de carbono con una alta resistencia; el titanio, presenta una gran fortaleza a la oxidación y aluminio, completamente reciclable y es ligero. Otro ejemplo de material común son los nanotubos de carbono, con una fuerza muy grande.

No obstante, antes de su construcción, se define cuál será la función del satélite, pues no todos pueden construirse de la misma manera y se les debe asignar un canal de comunicación en específico y emitirá las señales necesarias dependiendo del formato. Además, también se pueden clasificar dependiendo de su órbita, sea baja, media o de transferencia geoestacionaria.

Con respecto a su peso, los satélites más grandes alcanzan más de mil kilogramos y los de menor tamaño pueden ir de uno hasta esa misma medida. También se clasifican en tres diferentes sistemas de satélites ya sea internacionales, regionales o nacionales. Después de su construcción los cohetes y los transbordadores son los encargados de ubicar al dispositivo en su órbita correcta.

SpaceX, empresa perteneciente a Elon Musk, es quien le ha apostado en grande al sector satelital. Hace algunos meses, se dio a conocer un proyecto en puerta de la compañía con el cual buscará ofrecerle Internet a todo el planeta. Se tiene planeado el envío de más de cuatro mil satélites para antes del 2024. Además, en conjunto con la NASA, Musk ha lanzado otros cohetes, como el Falcon Heavy, el cohete más grande hasta estos momentos.

Te puede interesar: SpaceX aplaza lanzamiento de satélite cazaplanetas de la NASA

Con información de Notimex.

LLH

CARGANDO...