Actuación del Ejército en seguridad es “problema de comodidad”, dice Martínez Neri

Diputados impugnan la ley de seguridad interior, explica Francisco Martínez Neri. (Twitter, @FMartinezNeri)

La actuación del Ejército en asuntos de seguridad estatal “ha sido un problema de oportunidad y de comodidad. Los gobernadores prefieren no ocuparse de capacitar a la Policía y piden el apoyo de los militares, pero hemos visto casos en los que los recursos se regresan a la Federación o se aplican para otra cosa”, dijo el diputado Francisco Martínez Neri.

Diputados federales del Partido Acción Nacional (PAN), Partido de la Revolución Democrática (PRD) y Movimiento Ciudadano (MC) presentaron ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) una acción de inconstitucionalidad que impugna “28 de los 34 artículos de la Ley de Seguridad Interior (LSI)”, aprobada por el Congreso, explicó Francisco Martínez Neri, coordinador parlamentario del PRD.

En entrevista telefónica para Estrictamente Personal, detalló que específicamente “impugnamos la violación a los artículos 73 y 49 y consideramos que el Congreso no tiene facultades para legislar en materia de seguridad interior. Estamos señalando violaciones en 28 de los 34 artículos, pero creemos que la Corte puede declarar la inconstitucionalidad total de la ley”.

De acuerdo con Martínez Neri, “subrayamos, sobre todo, que se viola el derecho a la información”.

El legislador precisó que, “en el entorno de la aplicación de las leyes en vigor, el presidente tiene la facultad de ordenar las acciones del Ejército y todo lo que tenga que ver con inseguridad; donde considere el presidente la acción del Ejército, puede hacerlo con el marco que está en vigor”.

De acuerdo con el coordinador parlamentario del PRD, “planteamos que el Ejército no se encargue por completo de la seguridad, sino que participe en momentos especiales y que sea la Policía civil la que se encargue; tenemos que volver al reforzamiento de la Policía civil y plantear el regreso del Ejército a los cuarteles”.

Reconoció, sin embargo, que la vuelta del Ejército a los cuarteles, “en este momento sería una insensatez, pero en el marco de las leyes actuales, el presidente puede ir planteándolo y poco a poco procurar que la Policía se haga más cargo”.

Francisco Martínez Neri admitió que “no podemos enmarcarnos en la retórica de lo que pudo pasar si las cosas se hubieran hecho diferente; actualmente la situación está así y no va a cambiar si se sigue con el mismo manejo y con el mismo modelo, pero esto es producto de la dejadez de los gobernadores y del Gobierno federal por no haber utilizado los mecanismos de reforzamiento de la Policía civil”.

Advirtió que “si esta ley prosperara, prácticamente tendríamos que olvidarnos de la Policía civil y veríamos al Ejército haciendo labores que no les corresponden”.

Insistió en que “ha sido un problema de comodidad, porque tienen los recursos, pero los regresan a la Federación o los aplican en otra cosa. Es irresponsabilidad y comodidad criticable de los estados para resolver un problema que debería estar resuelto por ellos”.

Martínez Neri acusó que “el Senado había aprobado la minuta del Mando Mixto; teníamos un camino avanzado, pero la Cámara de Diputados decide aplazar la votación y pasa la Ley de Seguridad Interior; nos mayoritea y hacen esto”.

“Hay cosas que no debieron pasar, pero, a partir de la falta de aplicación de mecanismos, como el control de Policía, vemos que hay asuntos que terminan en que tenemos que evidenciar la actuación de la Policía para ahora intervenir y resolver el problema sobre la base de investigar a los policías que no pasaron las pruebas de idoneidad”, dijo el legislador. “Es un asunto que preocupa, pero siguen las facultades del presidente para resolver el problema”, advirtió.

Señaló que la estrategia “ha sido un fracaso en materia de seguridad, yo confío en que la preparación de la Policía sea la solución, porque las cosas tienen que resolverse bien, o no tiene caso que se hagan más parches”.

 

 

(Con información de Estrictamente Personal)

tfo