CLIMA Y FENóMENOS NATURALES

Activan alerta roja por ola de calor en 19 ciudades de Italia

Esta situación se ve agravada por una sequía sin precedentes en las últimas siete décadas, sobre todo en la zona norte de Italia y en la cuenca del Po, su principal río

  • En ningún lugar de Italia las temperaturas bajan de los cero grados, ni siquiera en sus Alpes

La ola de calor se extiende en Italia, donde este domingo son 19 las ciudades en alerta roja, el nivel máximo de emergencia, una situación que se mantendrá en los próximos días, agravada por la peor sequía que vive el país en los últimos 70 años.

Te recomendamos: Ola de calor golpea a Estados Unidos con temperaturas récord 

Bolonia, Bolzano, Brescia, Campobasso, Florencia, Frosinone, Génova, Latina, Milán, Perugia, Rieti, Roma, Turín, Trieste, Verona, Viterbo, Civitavecchia, Pescara y Venecia sufrirán picos de hasta 40 grados y mínimas superiores a los 25, según el ultimo boletín del Ministerio de Sanidad.

En alerta naranja se encuentran Ancona, Cagliari, Catania, Messina, Nápoles, Palermo y Reggio Calabria, siete localidades del sur del país, donde está afectando menos que en el norte y centro del país la masa de aire de origen subtropical estacionada entre el Mediterráneo y el sur de Europa.

Las previsiones muestran una insistencia de esta larga ola de calor intenso hasta finales de mes, pero un moderado retroceso de la estructura anticiclónica en las próximas horas favorecerá el regreso de algunas tormentas acompañadas localmente de granizo y que podrían ser muy violentas, avisó hoy el meteorólogo italiano Stefano Rossi en el portal ilMeteo.

Esta situación se ve agravada por una sequía sin precedentes en las últimas siete décadas, sobre todo en la zona norte del país y en la cuenca del Po, su principal río.

La ola ha tomado el nombre de “Apocalipisis4800” en referencia a la cuota del cero térmico, situada en los 4,800 metros de altitud, por lo que en ningún punto del territorio las temperaturas bajan de los cero grados, ni siquiera en los Alpes italianos.

Esto puede llevar a un derretimiento más veloz de los glaciares y causar desprendimientos como el ocurrido a inicios de julio en el glacial de la Marmolada donde murieron 11 personas.

Con información de EFE

RAMG