ACNUR aplaude a España por recibir al Aquarius

ACNUR aplaude a España por recibir al Aquarius

Grandi se ha puesto a disposición de las autoridades españolas para ayudar en las labores de evaluar las necesidades de los inmigrantes (AP)

La Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), aplaudió la decisión de España de dar una solución a la crisis del buque Aquarius, en el que viajaban 630 inmigrantes indocumentados, y al que autoridades de Italia y Malta denegaron el permiso para atracar.

Tras más de una semana en el mar, y tras haber repartido a los inmigrantes y refugiados en varias embarcaciones, el Aquarius atracó este domingo en el puerto español de Valencia, al igual que los dos barcos italianos en los que se repartieron los inmigrantes.

Estamos muy agradecidos de que esta dura experiencia haya terminado, pero este incidente nunca debería haber ocurrido. El principio del rescate en el mar es lo suficientemente importante como para no ponerlo en riesgo, y cualquier cuestionamiento sobre los desembarcos puede suponer un grave peligro no solo para los refugiados e inmigrantes sino para cualquier persona que se encuentre en situación de riesgo en el mar”, afirmó el alto comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, Filippo Grandi, citado en un comunicado del organismo.

Grandi se ha puesto a disposición de las autoridades españolas para ayudar en las labores de evaluar las necesidades de los inmigrantes y refugiados, identificar a quienes puedan estar en situación de riesgo y a aquellas personas que necesiten protección internacional.

ACNUR aboga por desembarcos predecibles y garantizados a nivel regional para situaciones de rescate marítimo y, tras el desembarco, por el establecimiento de mecanismos adecuados de redistribución de responsabilidades, para evitar que se penalice a países a los que se deja solos con la gestión, la tramitación y el seguimiento, especifica el comunicado.

El pasado 16 de junio, el barco Aquarius de la ONG SOS Mèditerranèe encaró su último día de travesía hacia España tras ser rechazado por Italia, cuyo ministro de Interior, Matteo Salvini, ha advertido de que no permitirá el desembarco de inmigrantes de las naves humanitarias.

El Aquarius, escoltado por dos buques de la Marina italiana, llegó a aguas españolas al pasar por el norte de la isla balear de Mallorca (archipiélago mediterráneo) y recibió la bienvenida de un navío militar español, explicó el cooperante de abordo Alessandro Porro.

En la embarcación humanitaria viajan 106 de los 630 inmigrantes rescatados hace una semana y repartidos entre tres naves para la travesía al puerto español de Valencia (este), donde serán acogidos el domingo tras la férrea negativa de Italia y Malta a hacerse cargo de ellos.

En las últimas horas mejoraron las condiciones climáticas y el mar “finalmente se ha calmado” después de varios días de alto oleaje y fuertes vientos que obligaron a desviar la ruta y a resguardarse en el litoral oriental de la isla italiana de Cerdeña.

Los náufragos han pasado entre náuseas y mareos cerca de Malta, Sicilia y Cerdeña y de la francesa Córcega y, al ver la tierra, han preguntado frecuentemente si habían llegado al destino, si había acabado ya la odisea tras ser rescatados hace siete días frente a Libia.

También puedes leer: Crece tensión diplomática entre Italia y Francia por migrantes del ‘Aquarius’

Con información de EFE

MAP

CARGANDO...