IPN quiere solucionar contaminación de aceite vegetal usado

Tirar el aceite doméstico por el fregadero causa un importante impacto en el medio ambiente: atascos en tuberías, trabajo extra para plantas de tratamiento, aumento de plagas urbanas y contaminación

IPN quiere solucionar contaminación de aceite vegetal usado (Noticieros Televisa)

Se estima que en México dos tercios del aceite vegetal que se utiliza para cocinar termina en el drenaje. Tirar el aceite doméstico por el fregadero causa un importante impacto en el medio ambiente: atascos en tuberías, trabajo extra para las plantas de tratamiento de aguas residuales, aumento de plagas urbanas y contaminación.

Ante este escenario, investigadores del Centro Mexicano para la Producción más Limpia, del Instituto Politécnico Nacional (IPN), instalaron una planta para transformar el aceite vegetal usado en biocombustible. Gabriel Pineda, del Centro Mexicano para la Producción Más Limpia, señala:

Lo que busca precisamente este proyecto es ese aceite, evitar que llegue a un drenaje, que se recolecte por algún proceso y que nosotros lo podamos procesar a través de nuestra planta”.

Un litro de aceite residual contiene aproximadamente 5 mil veces más carga contaminante que el agua residual que circula por las alcantarillas y redes de saneamiento. Puede llegar a contaminar 40 mil litros de agua, equivalente al consumo de agua anual de una persona en su domicilio.

Es una planta que tiene una capacidad de mil litros de biodiesel. Funciona por lote. La proporción que produce la planta es de uno a uno: un litro de aceite gastado o aceite residual, por un litro de biodiesel”, explica Gabriel Pineda, del Centro Mexicano para la Producción más Limpia.

Una vez que el aceite vegetal es procesado en la planta, el resultado se analiza en el laboratorio de biocombustibles.

El laboratorio tiene sus orígenes porque realmente no existe un lugar de referencia o un laboratorio de referencia donde se pueda revisar la calidad de los biocombustibles y eso es un tema muy importante porque es necesario que existan estándares de calidad”, opina Gabriel Pineda.

Los investigadores recomiendan colocar el aceite usado en recipientes de vidrio y posteriormente desecharlos a la basura, junto con los residuos sólidos orgánicos. O bien, llevarlo al Centro Mexicano para la Producción más Limpia, ubicado en la Ciudad de México.

Mexicanos impulsan proyecto de generación de diésel a partir de microalgas

Un grupo de 28 mexicanos, entre científicos, investigadores, abogados, empresarios, técnicos e ingenieros, impulsan un proyecto de generación de diésel a partir de microalgas que revolucionaría la industria de los energéticos en México al ser un combustible más barato, de mayor calidad, más limpio, libre de bacterias y contaminantes, y sin sobreexplotar recursos naturales.

Es volver a las raíces, al primer ser vivo de la tierra. Desde la década de los 70, la ciencia ha demostrado que a través de microalgas se pueden fabricar biocombustibles, sin embargo, ningún proyecto se había concretado, dicen los científicos.

El cerebro de este proyecto es el científico Antonio Echevarría, quien lleva 15 años estudiando diferentes cepas de microalgas, de las 100 mil que existen. Y encontró cuál es la que produce mayor cantidad de aceite para transformarlo a biodiesel.

Estudiantes de Juárez crean calefactores ecológicos con aceite comestible

Con información de Arely Melo

MLV

CARGANDO...