Missouri niega licencia a la última clínica de aborto del estado

Alabama, Kentucky, Mississippi, Ohio, Iowa, Dakota del Norte y Georgia ya prohíben el aborto

Foto: Grupos antiaborto protestan afuera de una clínica Planned Parenthood en Missouri, EEUU. El 4 de junio de 2019

Grupos antiaborto protestan afuera de una clínica Planned Parenthood en Missouri, EEUU. Getty Images/Archivo

Autoridades de Missouri, Estados Unidos, negaron hoy la licencia a la última clínica de aborto del estado, aunque el centro seguirá trabajando mientras espera una decisión de la justicia.

Te recomendamos: ‘Hay que pensar antes de abrir las piernas’, dice diputado de Morena sobre el aborto

Si una Corte valida la decisión de las autoridades, Missouri se convertirá en el único estado de Estados Unidos sin acceso al aborto y el primero que no ofrezca ese procedimiento en medio siglo.

El anuncio fue realizado por Planned Parenthood, la organización que opera esa clínica en la ciudad de St. Louis.

“El Departamento de Salud de Missouri utilizó el proceso regulatorio como un arma para negar la licencia al último centro de salud en Missouri que realiza abortos”, escribió Planned Parenthood en un tuit.

“La suerte del acceso al aborto ahora están manos de la Corte”.

Una corte en Missouri se encuentra examinando la medida que negó la licencia a la clínica, y el juez del caso emitió una orden preliminar que permitirá al establecimiento mantenerse en funcionamiento temporalmente.

Legisladores del estado aprobaron una ley en mayo que prohíbe los abortos después de ocho semanas de embarazo, incluyendo casos de embarazos producto de una violación o de una relación incestuosa, pero la medida no entrará en vigencia hasta fines de este año.

Missouri es uno de los más de una docena de estados que han aprobado legislaciones que restringen el acceso a la interrupción voluntaria del embarazo como parte de una estrategia acordada para revertir el histórico fallo de la Corte Suprema en el caso “Roe vs. Wade” de 1973, que garantiza el derecho al aborto en todo el país.

Los estados que han votado restricciones al procedimiento en general lo han hecho acortando los plazos para la intervención. Algunas de esas leyes ilegalizaron cualquier tipo de aborto luego de que se detecte un latido del feto, cerca de las seis semanas de gestación, etapa en la que muchas mujeres aún no saben que están embarazadas.

Se espera que la mayoría de estas medidas enfrenten obstáculos legales y, en última instancia, lleguen hasta la Suprema Corte.

El máximo tribunal de justicia de Estados Unidos está dominado actualmente por una mayoría conservadora, que incluye a dos jueces designados por el presidente Donald Trump.

Esa corte permite a los estados establecer algunos límites al aborto siempre y cuando no impongan una “carga indebida” para las mujeres.

Los términos se interpretan de manera muy diferente de un estado a otro, y el acceso al aborto generalmente es mucho más accesible en el oeste y noreste del país, que en el sur y el medio oeste.

El gobernador republicano de Missouri, Mike Parson, recientemente acogió con satisfacción la caída en el número de abortos de 20 mil a 3 mil en este estado, en el que viven seis millones de personas.

Parson ha acusado a Planned Parenthood de “violar de forma activa y deliberada la ley estatal en numerosas ocasiones” y se negó a renovar la licencia de la clínica.

Gobierno de Trump prohíbe a clínicas informar sobre aborto

Con información de AFP.

FJMM

CARGANDO...