Recibe nuestras notificaciones con las noticias más importantes al momento.

En Punto: Crímenes y criminales que marcaron a México en 2019

Uno de los hechos que conmocionaron al país este año fue el asesinato de 3 mujeres y 6 niños de la familia LeBarón por presuntos criminales en Bavispe, Sonora
FOTO: El Cártel Jalisco Nueva Generación ha marcado con su violencia varios estados de la República. (Cuartoscuro)

Este año en México, la inseguridad provocada por la acción de grupos criminales persistió, a pesar de la puesta en marcha de la estrategia de seguridad del Gobierno Federal. Es parte del recuento con lo más destacado de lo ocurrido este 2019 presentado por En Punto.

Aun cuando el ejército ya tenía en custodia a Ovidio Guzmán, hijo de Joaquín “El Chapo” Guzmán, el Gobierno Federal decidió liberarlo para evitar una masacre en calles de Culiacán, donde el Cártel de Sinaloa tuvo una reacción instantánea.

Admitió que el número de sicarios los superaba y el operativo para capturarlo fue precipitado y mal planeado.

Tres meses antes de este operativo, el 17 de julio, Joaquín Guzmán había sido condenado a cadena perpetua en la corte de Brooklyn, Nueva York, luego de un largo juicio en el que se escucharon los testimonios de 56 testigos, muchos de ellos, exoperadores de “El Chapo”.

Uno de ellos fue Jesús “El Rey” Zambada, quien testificó en su contra, y cuya colaboración también permitió al gobierno estadounidense abrir una investigación contra el exsecretario Genaro García luna, quien fue detenido el 9 de diciembre y será enjuiciado en la misma corte neoyorquina.

Otro hecho que conmocionó al país fue el asesinato de 3 mujeres y 6 niños de la familia LeBarón, por presuntos criminales el 4 de noviembre en Bavispe, Sonora.

La familia LeBarón, que comparte la nacionalidad estadounidense, pidió al presidente Trump declarar a los cárteles mexicanos como “terroristas”, lo que provocó un diferendo entre ambos gobiernos que finalmente Trump decidió echar atrás.

Veracruz mantuvo altos índices de criminalidad. El 19 de abril, sujetos armados irrumpieron en una palapa de Minatitlán donde se celebraba un cumpleaños y asesinaron a 13 personas. El ataque habría sido por una venganza contra el dueño de 2 bares que se encontraba en el lugar.

El 28 de agosto, el bar “El Caballo Blanco” de Coatzacoalcos también fue atacado. Criminales armados le prendieron fuego. La única salida de emergencia dificultó el escape de las personas. Hubo 30 muertos, entre empleados y bailarinas, la mayoría por asfixia.

El 2019 también se recordará por emboscadas contra fuerzas de seguridad como la que sufrieron policías de Michoacán el 14 de octubre en aguililla, donde 13 agentes murieron en la comunidad de “El Aguaje”.

Este ataque fue asumido por el cartel jalisco nueva generación. Mismo grupo que cumplió su amenaza de irrumpir en Tepalcatepec, cuna de las autodefensas.

Pobladores armados y exautodefensas los enfrentaron.

“La misma gente vino en apoyo cuando vio que esto no era correcto”, destacó Juana Reyes, habitante de Tepalcatepec.

En su intento por controlar nuevos territorios, el cártel que dirige “El Mencho” asesinó y abandonó 19 cuerpos en varios puntos de Uruapan, entre ellos, un puente vehicular. Todo ocurrió ante los ojos de un vendedor de comida rápida.

“Oí el ruido. Estaba trabajado aquí de buenas a primeras. Cayó uno primero como si lo hubieran atropellado; ya al rato vi que había un colgadero”, dijo Isidro García Martínez, vendedor de hamburguesas en Uruapan.

Otra disputa territorial ocurre en guerrero entre presuntos criminales y policías comunitarios.

En Xaltianguis, zona rural de Acapulco, el año se caracterizó por varios enfrentamientos entre “Los Dumbos” y miembros de la UPOEG.

Los constantes enfrentamientos obligaron a decenas de familias a abandonar la comunidad.

El 30 de noviembre, presuntos integrantes del Cártel del Noreste intentaron entrar a Villa Unión, Coahuila, pero fueron confrontados por autoridades estatales y del Ejército.

Por estos hechos murieron 19 sicarios, gracias a la reacción de los policías.

Los delitos de alto impacto, como los homicidios dolosos no han cesado en Morelos. Tan solo en mayo, fueron asesinados dos líderes comerciantes en pleno centro histórico de Cuernavaca.

Sicarios también atacaron a custodios del penal femenil de Coatlán del Río cuando esperaban el transporte de empleados. 5 de ellos murieron.

En Nuevo León, las autoridades cerraron definitivamente la cárcel del Topo Chico luego de 76 años. Un lugar que vivió motines, enfrentamientos, ejecuciones y que llegó a estar controlado por Los Zetas. El lugar se convertirá en un parque y centro cultural

No en todos los casos las fuerzas de seguridad reaccionaron de manera correcta. Tras una denuncia de derechos humanos, se confirmó que la policía estatal de Tamaulipas ejecutó extrajudicialmente a 8 personas en un hecho que intentó hacer pasar como un enfrentamiento con integrantes del Cártel del Noreste, en Nuevo Laredo.

Con información de En Punto.

LLH