María Adelaida, última “princesa de Cambridge”

CIUDAD DE MÉXICO, México, may.02, 2015.- La hija del príncipe Guillermo y su esposa, Catalina, nacida este sábado en Londres, recibirá el tratamiento de princesa, en lugar de ser simplemente “lady”, gracias a una reforma de la legislación que entró en vigor en marzo.   La niña, cuyo nombre aún no se ha revelado, será la princesa de Cambridge -su hermano mayor, Jorge, es príncipe de Cambridge-, y será tratada como “Su Alteza Real”, título reservado anteriormente solo para los varones del hijo mayor del príncipe heredero.   Este tratamiento igualitario entre los dos hermanos, al margen de su género, es posible tras una reforma legal sancionada por la reina Isabel II en diciembre de 2012, cuando Catalina estaba embarazada de Jorge, para asegurar que el primogénito recibiría el más elevado tratamiento y podría acceder al trono fuera cual fuera su sexo.   Aunque en el día a día la pequeña será conocida como la princesa de Cambridge, si alguna vez requiere un apellido, para casarse o por cuestiones legales, este será Mountbatten-Windsor -en relación a los del duque de Edimburgo y la reina Isabel II-, según se indica en la página oficial de la monarquía.   La hermanita del príncipe Jorge, de un año, es la primera princesa de Cambridge en 182 años.   La última princesa de Cambridge de la monarquía británica fue la princesa María Adelaida de Cambridge (1833-1897).   Nieta del rey Jorge III, nació en Hannover bajo ese título y después fue apodada como “Fat Mary” (María la Gorda) por su barriga.   También fue conocida como la princesa del pueblo por su trabajo para organizaciones caritativas.   Fue uno de los primeros miembros de la realeza en apoyar una amplia gama de organizaciones benéficas, al igual que la adorada princesa de Gales y ahora la duquesa de Cambridge.   La tendencia de Mary de Cambridge a aumentar de peso le valió el apodo de Fat Mary, pero ella disimulaba su talla con vestidos y fabulosas joyas.   No se casó hasta los 33 años. Permaneció  soltera y sin compromiso por mucho tiempo.   Contrajo matrimonio con el príncipe Franz de Teck en junio de 1866 en Kew, Surrey.   El Príncipe era de rango inferior y no tenía ningún derecho de sucesión al trono de Württemberg, un estado alemán, pero cumplía el requisito de tener sangre noble.   La princesa Mary de Cambridge y su esposo vivían en Londres con cierto lujo.   A pesar de la generosa paga que recibían del Parlamento para llevar a cabo sus obligaciones reales, la pareja tendía a vivir por encima de sus posibilidades y acumuló grandes deudas hasta el punto de verse obligados a huir al exilio en 1883 para evitar a los acreedores.   Permanecieron con parientes en Alemania y Austria, y se escondieron en Italia.   Regresaron en 1885 a su residencia en White Lodge en Richmond Park.   La pareja tuvo cuatro hijos: la princesa Mary, el príncipe Adolphus, el príncipe Francis y el príncipe Alexander.   A la reina Victoria le gustaba la hija mayor de la familia, la princesa Mary, para su nieto el príncipe Alberto, segundo en la línea al trono británico. Pero cuando el hijo mayor del príncipe Edward VII y su esposa, Alexandra, murió repentinamente a los 28 años de una neumonía, la reina Victoria convenció a su hermano, entonces príncipe George, de que se casara con ella en su lugar, convirtiéndola más tarde en Reina.   La princesa Mary Adelaide no vivió para ver a su hija mayor convertida en consorte. Falleció en octubre de 1897 en su casa de Richmond Park.   Después de la muerte de la reina Victoria en 1901, Edward VII se convirtió en Rey y George en príncipe de Gales.   Después de la muerte de su padre en 1910, George y Mary fueron proclamados Reyes.   La princesa Mary de Cambridge es bisabuela de la reina Isabel II, actual monarca británica.       FSR    (Con información de Agencias)