Rebeldes sirios anuncian fin de tregua con Hezbolá

BEIRUT, Líbano, ago. 29, 2015.- El alto el fuego entre una coalición de rebeldes sirios y combatientes de Hezbolá en una ciudad fronteriza siria y dos aldeas chiíes en el norte de Líbano se rompió este sábado por segunda vez este mes en medio de una inusual negociación de paz mediada por Irán.    El Ejército Islámico, o grupo Jaysh Fatah, informó a través de sus cuentas en medios sociales que sus combatientes habían vuelto a atacar posiciones de combatientes de Hezbolá cerca de Fua, una localidad chií controlada en su mayoría por rebeldes, en la provincia de Idlib, y publicó un video de los bombardeos.    La cadena de televisión de Jezbolá Al Manar también informó del colapso de la tregua anunciada el jueves, informando de bombardeos sobre Fua y Kfarya.    El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, con sede en Gran Bretaña, y los Comités de Coordinación Local de Siria, dos grupos con una amplia red de activistas sobre el terreno, aseguraron que los choques se reanudaron también en la localidad de Zabadani, cerca de la frontera con Líbano. El Observatorio agregó que aviones de guerra del gobierno bombardearon las zonas con bombas de barril.    Los Comités Locales explicaron que fuerzas de Damasco bombardearon también Madaya, un pueblo cercano a Zabadani del que huyeron muchos civiles.    La lucha por el control de Zabadani, que se encuentra cerca de la carretera que una Damasco y Líbano, comenzó en julio cuando combatientes de hezbolá se unieron a las fuerzas gubernamentales para repeler el avance de los rebeldes. Los insurgentes, que en su día llegaron a controlar toda la ciudad, se vengaron atacando Fua y Kfarya.    El alto el fuego mediado por Irán estipulaba que los rebeldes podrían salir de Zabadani y Madaya de forma segura y, a cambio, permitirían la huida de mil residentes de las dos localidades, además de la llegada de ayuda médica humanitaria a todas las zonas.    Por otra parte, la agencia estatal de noticias siria reportó hoy la explosión de un coche en  la ciudad de Homs, en el centro del país, matando a cuatro civiles e hiriendo a 19.   FJMM