Okinawa rechaza una base militar y demanda a Tokio

por: NOTICIEROS TELEVISA / 12:00 am diciembre 25 th, 2015

TOKIO, Japón, dic. 25, 2015.- Las autoridades locales de Okinawa presentaron una demanda contra el gobierno japonés en un intento de impedir la reubicación de una base aérea estadounidense en la isla sureña, continuando con una disputa iniciada hace décadas en torno a la presencia de los militares estadounidenses.   El gobernador de la prefectura había cancelado el permiso a los trabajos para reclamar tierra al mar y reubicar la base aérea Futenma de la infantería de marina de Estados Unidos a una zona menos poblada de la isla. Ahora, el gobierno de Okinawa afirma que el Ministerio de Tierra, Infraestructura, Transporte y Turismo suspendió de forma ilegal esa cancelación.   “Haremos todo lo que haga falta por detener la nueva base de Henoko”, dijo el gobernador de Okinawa, Takeshi Onaga, en una rueda de prensa en la capital de la prefectura, Naha. “El argumento de Okinawa es legítimo, y creo que desde luego será comprendido”.   Por su parte, el gobierno central presentó el mes pasado su propia demanda contra Onaga después de que rechazara una orden del Ministerio de Tierra de que reinstaurara la autorización, emitida por su predecesor, a la reclamación de tierras. El Ministerio siguió adelante con las obras.   “Continuaremos con la construcción para conseguir la reubicación prevista tan pronto como sea posible”, dijo en Tokio el ministro de Defensa, Gen Nakatani.   La disputa legal es un nuevo capítulo en la vieja disputa entre el gobierno central y el de Okinawa, que fue un diminuto reino anexado por Japón en el siglo XVI.   Muchos vecinos quieren que la base estadounidense se traslade por completo fuera de Okinawa. A los críticos les molesta desde hace tiempo la gran presencia de militares estadounidenses en la pequeña isla y se quejan del ruido, la contaminación y el crimen asociados con las bases extranjeras.   Hay unos 50,000 militares estadounidenses destinados en Japón, amparados en un tratado de seguridad firmado por ambos países. Más de la mitad están en Okinawa.   Onaga fue elegido el año pasado con un amplio apoyo de los votantes locales, que creen que Okinawa carga injustamente con la presencia militar estadounidense. Además, su postura contra la base ha hecho de los residentes de la isla, que tienen una cultura característica, más conscientes de su identidad.   Algunos detractores del plan para recuperar el terreno también se oponen al posible daño medioambiental a la costa de Henoko, hasta ahora poco urbanizada.   Tokio suspendió brevemente este año las tareas para reclamar tierra mientras buscaba un compromiso con Onaga, pero después ha reanudado los trabajos anteponiéndose a las objeciones locales.           tfo