Observatorio de Radiación Gamma (Parte 1)

por: NOTICIEROS TELEVISA / 12:00 am abril 14 th, 2015

Fue construido en México el observatorio de Radiación Gamma más avanzado del mundo. Es el Observatorio de Agua Cherenkov de Gran Altitud, HAWC, por sus siglas en inglés. El proyecto científico mexicano de la actualidad, con mayor impacto para la astrofísica de altas energías.   En el universo, fuera de nuestro planeta, existe energía que usted no puede ver y que todo el tiempo cambia. Se llaman Rayos Gamma y provienen de los eventos más violentos del universo como explosiones, choques y colapsos. También de estrellas, del Sol y de hoyos negros.   Es un tipo de luz que está dentro de nuestra galaxia y que es miles de millones de millones de veces más energética que la luz que usted conoce, la que se puede observar a simple vista.   “En luz visible conocemos millones y millones de estrellas dentro de nuestra galaxia, millones de galaxias fuera de la nuestra. Sin embargo Rayos Gamma se producen en lugares muy específicos, y en este momento los Rayos Gamma de más alta energía se conocen solamente del orden de 120 fuentes que producen Rayos Gamma”, explica el doctor Andrés Sandoval, representante de México del Laboratorio HAWC Rayos Gamma.   Una de las fuentes de Rayos Gamma son los Hoyos Negros, que contienen millones de veces más energía que nuestro Sol y que son esos espacios donde es tan intensa la gravedad, que ni siquiera permite a la luz salir de ellos.   “Se tiene bien ubicado las fuentes más intensas cercanas, es el centro de la galaxia, donde hay un hoyo negro que emite, no directamente el hoyo negro, pero hay emisión alrededor del hoyo negro, de Rayos Gamma”, afirma el doctor Alejandro Lara, del Instituto de Geofísica de la UNAM, especialista en Física Solar.   Estudiar los Rayos Gamma y saber de dónde salen permite tener más elementos para entender el universo, y esto puede llevar a nuevas teorías sobre el origen del cosmos que traten de responder la remota y permanente pregunta “¿de dónde venimos?”.   “En los últimos estudios que hemos realizado los científicos se ha visto que ese componente es primordial para poder explicar el porqué se ha formado este universo y porqué estamos aquí. Nos van a permitir indicarnos si vamos en la dirección correcta en las teorías que estamos generando”, agrega Sergio Hernández, del Instituto de Física de la UNAM.   Se busca saber más sobre la Radiación Gamma por seguridad y para entender cómo puede interferir en la vida de los humanos.   “La tierra siempre está constantemente siendo bombardeada por radiación cósmica que viene de un poquito del sol, otro poquito de todo lo que hay en nuestra galaxia y otro tanto de todas las galaxias que hay en todo el universo. Obviamente eso es peligroso pero la tierra tiene una atmosfera que nos protege de eso, pero a fin de cuentas sí hay que estudiarlo para saber cuándo en los casos extremos suceden cosas realmente peligrosas / las tormentas solares por ejemplo, es conocido que pueden afectar la transmisión de radio, de televisión, de celular, satelital”, agrega el doctor Ernesto Belmont, investigador del Instituto de Física de la UNAM.   “Hay gente que dice que los rayos cósmicos crean nubes y las nubes definen el clima en el planeta”, detalla el doctor Alejandro Lara, Instituto Geofísica de la UNAM.   En México, por primera vez, se investigará la Radiación Gamma y será a través del Laboratorio Internacional Observatorio de Rayos Gamma HAWC.   Está enclavado en el Parque Nacional Pico de Orizaba, en las laderas del Volcán Sierra Negra, en los límites de Puebla y Veracruz.   El Observatorio HAWC está a 4 mil 100 metros sobre el nivel del mar. Está a sólo 3 kilómetros, en línea recta, de la montaña más alta de México, el Pico de Orizaba.   HAWC es una colaboración entre México y Estados Unidos. Participan 30 instituciones: 16 norteamericanas y 14 mexicanas. Destacan la UNAM y el Instituto Nacional de Astrofísica Óptica y Electrónica, INAOE.   Costó 15 millones y medio de dólares. Fue financiado por el CONACYT, de México, y la Fundación Nacional de Ciencia y el Departamento de Energía, de Estados Unidos.     AGHO