‘Chespirito’ y el cine

por: NOTICIEROS TELEVISA / 12:00 am noviembre 28 th, 2014

Roberto Gómez Bolaños laboraba calculando remaches en una fábrica cuando encontró un anuncio de empleo que rezaba así: “Se solicita aprendiz de productor de televisión y aprendiz de escritor de lo mismo”.   En esa fila de solicitantes Chespirito encontró lo que sería el más sólido de sus talentos, primero en una máquina mecánica, y ya en el Siglo XXI, en computadoras de última generación.   Huérfano desde los seis años y solidario con su madre, trabajadora del Sindicato de Teléfonos de México, Roberto Gómez Bolaños realizó varios trabajos manuales para asistir a la familia y costear sus estudios de ingeniería.   Dentro de la Agencia D’Arcy, quien le otorgó su primer empleo como escritor, Roberto Gómez Bolaños fue el principal guionista de la exitosa pareja de cómicos, Viruta y Capulina.   Y la primera película que escribió para ellos provocó carcajadas tan sinceras en la audiencia que el productor Agustín Delgado, le elogió llamándole Sheakespirito, o pequeño Shakeaspeare.   Con Viruta, su gran amigo, y Capulina, Roberto Gómez Bolaños hizo una primera visita a El Salvador, sin imaginar que se convertiría en un verdadero ídolo  del continente los 50 años siguientes, y que rompería taquillas a los 75 años.   La gracia de los 50 guiones cinematográficos escritos o adaptados por  Chespirito, una mezcla de absurdos cotidianos, vistió películas de Tin Tán, Javier Solís, Héctor Lechuga y fue reconocida por Gina Lollobrigida.   ‘Chespirito’ actuó en 11 películas, pero  ‘El Chanfle’,  fue la cinta más famosa: y superó en taquilla histórica a todas las cintas  presentadas hasta entonces en las salas nacionales.   Roberto Gómez, experto en comedia de enredos, creó un entrañable personaje: inocente, distraído y enamoradizo. Partidos de futbol imaginarios: América vs Real Madrid, y un aguador que termina, por lo menos en sueños, jugando en las mejores canchas del mundo.   Conocedor de los secretos de los 10 mil kilómetros de castellano, Roberto Gómez Bolaños hizo famosa la palabra chanfle, que sí existe: significa golpe oblicuo y en la cinta Deportista desde niño, Chespirito dio sus mejores chanfles.   Convertido en estrella por sí mismo, Roberto Gómez estaba convencido de que los conceptos son superiores a las personas. Dio similar peso a los personajes en escena y le imprimió carácter a cada uno.   Mientras fue director de Televicine, Roberto Gómez Bolaños contribuyó al renacimiento de la industria fílmica nacional, e impulsó la producción de ‘Elisa antes del Fin del Mundo’, ‘La Primera Noche’ y ‘Un Baúl lleno de Miedo’.   LSH