Mantienen fianza millonaria a jornaleros de San Quintín

ENSENADA, México, mayo 13, 2015.- En Ensenada, Baja California, Martha Flores Trejo, Juez primero de lo penal, fijo una fianza de 7 millones 815 mil pesos a 3 de los 11 jornaleros detenidos el pasado fin de semana en San Quintín.   La Procuraduría de Justicia de Baja California informó que, según la juez, con el pago de una sola fianza se garantiza la reparación de los daños causados en propiedad ajena, entre ellos al vehículo especial antimotines, conocido como “rino”, y a dos unidades de la policía estatal preventiva.   “Fueron tres policías estatales los que están lesionados que son los que iban en el acorazado, en el rino que le llaman, que fue vandalizado en este caso quemado. Y las otras patrullas que quemaron en su totalidad”, dijo Heriberto López, subprocurador de Derechos Humanos de Baja California.     El sábado pasado jornaleros agrícolas prendieron fuego a la comandancia de policía del poblado Vicente Guerrero. También incendiaron vehículos particulares y oficiales.   Luego, bloquearon la Carretera Federal Transpeninsular en San Telmo, Vicente Guerrero y San Quintín.   Al lugar llegaron policías municipales y estatales y desalojaron a los manifestantes. Ochenta  jornaleros resultaron lesionados y 11 fueron detenidos, entre ellos una mujer y cuatro menores. Los menores fueron entregados a sus padres.   Otros tres detenidos, entre ellos la mujer, salieron tras el pago de una finza por 20 mil pesos cada uno. A uno más se le fijo el pago de 542 mil pesos.   A los otros tres, la juez Flores Trejo les fijo una fianza por 7 millones 815 mil pesos a cada uno.   Estos cuatro detenidos se encuentran en el CERESO de Ensenada.   También siguen allí 14 jornaleros desde el pasado 17 de marzo cuando iniciaron sus protestas y fueron acusados de daños en propiedad ajena.   “Mi esposo lo agarraron el 17 de marzo, lo agarraron como a las 4 de la tarde, nosotros vimos cuando lo detuvieron cerca de nuestra casa. Nosotros no hemos parado porque queremos que sean liberados”, relató Vanesa, esposa de un jornalero detenido.     Desde ese día, los jornaleros iniciaron una serie de protestas, paros laborales y bloqueos para demandar mejores salarios.