Siguen afectaciones por el mar de fondo en Guerrero

por: NOTICIEROS TELEVISA / 12:00 am mayo 6 th, 2015

ACAPULCO, México, mayo 5, 2015.- La Bahía de Santa Lucía de Acapulco, Guerrero, ha sido azotada por las fuertes marejadas causadas por el fenómeno “mar de fondo”.   El oleaje entró con fuerza hasta las áreas de restaurantes, albercas y bares de playa de varios hoteles.   “Afectó a varios hoteles no nada más aquí, a todo lo que es la franja turística de lo que es la Zona Dorada es donde se metió todo el mar”, dijo Saúl Carreño, empleado de hotel.   Durante todo el fin de semana turistas vieron como las olas entraban a hoteles, clubes de playa, condominios y restaurantes de la bahía.   “Nos tocó ver las olas bastante altas, bastante fuertes, rompiendo muy a la playa inclusive viendo como el mar ingresaba al área del hotel de las albercas”, dijo David Méndez, turista.   Más de 500 instalaciones turísticas reportaron daños en la Bahía de Acapulco.   “Seis hoteles que resultaron seriamente afectados por la introducción de agua y arena, varios parianes, más de cien parianes que fueron afectados, locales dentro de los parianes, negocios particulares, igual una treintena de negocios”, Juan Ramón Ramírez Miranda, jefe operativo de Protección Civil de Acapulco.   Este martes el oleaje cedió un poco y asó se aprecian las playas y las áreas de palapas con mobiliario destrozado.   Al bajar el peligro de la marejada, iniciaron los trabajos para retirar toneladas de arena de los hoteles afectados.   Participan empleados del municipio y elementos de la Policía Federal.   “Empezaron a sacar ya la arena de sus negocios y ya se están haciendo algunos trabajos de acomodar la arena en la playa para evitar que el agua los vuelva a afectar”, señaló Juan Ramón Ramírez Miranda, jefe operativo de Protección Civil de Acapulco.   Pese a que el oleaje bajó, las autoridades mantienen la alerta pues el mar de fondo sigue activo y lanza nuevas olas hacia las playas.   El saldo por el mar de fondo en Guerrero es de 3 muertos, 600 viviendas afectadas y daños aún incuantificables a la infraestructura turística.   MACo