¿Es agresivo poner punto final en mensajes de WhatsApp?

El uso de emojis en WhatsApp y otras aplicaciones de mensajería fomenta la creatividad lingüística, según especialistas
WhatsApp. (Reuters, archivo)

¿Qué tan agresivo o grosero puede ser poner punto final en los mensajes de WhatsApp? Según especialistas, podría ser malinterpretado por tu receptor.

Te recomendamos: ¿Cómo sería la nueva multiplataforma de WhatsApp?

Gretchen McCulloch, lingüista de internet, señaló que cada vez más personas consideran groseros los mensajes con un punto final, algo que tiene que ver con la forma en la que utilizamos aplicaciones de mensajería instantánea como WhatsApp, Facebook Messenger o Telegram.

La especialista explicó que las personas jóvenes usan las aplicaciones de mensajería para mandar “mensajes por idea” y “lo más normal es usar los mínimos caracteres necesarios, cualquier otro símbolo adicional puede dar lugar a una interpretación distinta“.

La explicación de la lingüista coincide con un estudio realizado por la Universidad de Binghamton, de Estados Unidos, en 2015, en el que se descubrió que los mensajes de texto que terminan con punto final son percibidos como menos sinceros, que sin el punto.

En cualquier tipo de comunicación humana, el punto final generalmente va acompañado de una bajada de la voz para indicar que es el final de una oración; además, tiene connotaciones de formalidad o seriedad, explica McCulloch a BBC Mundo.

Poner un punto final en un mensaje de WhatsApp “puede estar bien, si el mensaje es serio“, subrayó.

El problema surge cuando recibes o envías un mensaje positivo con la seriedad del punto final. Es la yuxtaposición de esas dos cosas la que crea esa sensación de un mensaje pasivo-agresivo”, apunta la especialista.

Según el contexto del mensaje podrás saber si es agresivo o no usar punto final, menciona Erika Darics, profesora de lingüística en la Universidad de Aston, en Birmingham, Inglaterra.

Si tú y tus amigos normalmente no usan puntos al final de una oración, en un grupo de WhatsApp, y luego alguien lo hace, probablemente esté tratando de decir algo sobre cómo se siente”, señala Darics.

La profesora Darics indica que la edad de la persona que usa WhatsApp y la frecuencia con la que usa la aplicación pueden afectar la forma en que usa la puntuación. Por ejemplo, es más probable que una persona joven envíe mensajes de una sola oración sin un punto final.

¿Pereza o creatividad lingüística?

El uso de la gramática informal y la jerga en las aplicaciones de mensajería puede llevar también a simplificar la comunicación y hacer que las personas sean más vagas cuando escriben.

Pero McCulloch señala que el uso de jerga o deletrear incorrectamente en realidad requiere un esfuerzo adicional en la era del autocorrector y el texto predictivo.

La mensajería online también obliga a las personas a desarrollar nuevas formas de transmitir emoción y significado sin el uso del lenguaje corporal o el tono de voz.

Al final, “hemos encontrado muchas formas de transmitir ironía y otros significados”, recalcó McCulloch. Por ejemplo, el emoji de la cara al revés se puede usar sarcásticamente.

Los emojis aumentan la conciencia del lenguaje y pueden ayudarnos a comprender las sutilezas en otros tipos de comunicación, como la política o la propaganda”, agregó Darics. “Fomenta la creatividad lingüística”.

RMT