Video: Así escarban las garrapatas en la piel humana

mordedura-garrapata-video

Las garrapatas son un tipo de ácaros que se alimentan de sangre y suelen atacar a los seres humanos. Además pueden ser portadores de enfermedades que podrían, incluso, provocar la muerte de sus víctimas.

Este video se realizó para mostrar la manera en que las garrapatas escarban en la piel humana para alimentarse.

Fue realizado por Deep Look, un proyecto presentado por la PBS que se dedica a difundir videos de ciencia y de la naturaleza en ultra-HD.

Mordida de garrapata

Después de encontrar a una víctima, las garrapatas perforan la piel con sus quelíceros (los “colmillitos” que tienen) que son como sierras en las puntas. Una vez enganchadas empiezan a succionar la sangre de su “hospedador”. Después segregan una sustancia alrededor de las piezas bucales para conseguir el anclaje definitivo y así seguir alimentándose. La propia sustancia que segregan para pegarse puede provocar enfermedades en la piel.

Durante la perforación de la piel, los quelíceros desgarran los vasos sanguíneos para provocar una hemorragia. Después inoculan la herida para formar un pequeño absceso (hueco) para poder succionar la sangre. Su saliva y heces (mismas que estará secretando mientras se está alimentando) también pueden ser perjudiciales para el “hospedador”.

La garrapata solo se soltará de su víctima hasta que se llene de sangre. Esto puede tomar varios días.

¿Cómo retirar una garrapata?

Hay que hacerlo lo antes posible para evitar sus secreciones que pueden ser infecciosas. Se deben evitar métodos tradicionales que incluyen alcohol, aceite, vaselina, petróleo, esmalte de uñas u otros productos que pueden asfixiar a la garrapata pero que también pueden hacer que regurgite la sangre en la víctima (lo que es peligroso porque podría estar infectada con algo).

Tampoco debe aplastarse, quemarse ni cortarse porque también podría provocar que el animal regurgite fluidos en la sangre del hospedador.

La forma correcta de retirarla es usar unas pinzas de punta estrecha, de ser posible curvadas, con las que se sujetará a la garrapata desde su zona bucal(lo más cerca posible de la piel del humano) e intentando evitar aplastar el cuerpo de la garrapata. Luego hay que jalarla muy lentamente (podrías tardarte todo un minuto haciendo esto) de manera progresiva y sin hacer uso de fuerza excesiva. No lo debes hacer de manera brusca y debes ser constante hasta lograr su extracción. Si alguna parte del animal queda dentro, utiliza un bisturí o una aguja para extraerla. Nunca hay que rotar en el proceso de extracción (es decir, no hay que darle vueltas ni retorcerla).

CARGANDO...