Recibe nuestras notificaciones con las noticias más importantes al momento.

Joven queda en coma por vapear todos los días durante tres años

En los últimos años se ha disparado el uso de cigarros electrónicos para vapear, entre jóvenes estadounidenses
Noticieros Televisa FUENTE: noticieros televisa DESDE: CDMX, México
El vapeo puede generar problemas de salud. (Getty Images, archivo)

Una joven estadounidense quedó varios días en coma inducido, por vapear diariamente, durante los últimos tres años.

Te recomendamos: Vapear, la peligrosa moda entre jóvenes

Maddie Nelson, una joven de 18 años de edad, narró al canal Fox 13 que a consecuencia del vapeo perdió el apetito y la temperatura de su cuerpo se elevó, por lo que fue ingresada a un hospital de Utah, en Estados Unidos.

La joven, originaria de la ciudad de Nephi, en Utah, fue diagnosticada con neumonía eosinofílica, por lo que los médicos la indujeron al coma.

Pensé que el vapeo estaba bien”, declaró Maddie.

Después de estar borde de la muerte, Maddie aseguró que “nunca volvería a tocar un vapeador”.

Después de estar internada, la joven se recupera con ayuda de oxígeno y monitoreo médico; además, tiene que solventar la deuda que se generó durante su estancia en el hospital, porque el seguro no cubrió todos los gastos médicos.

Recientemente, autoridades de Salud de Estados Unidos dieron a conocer que investigan 215 casos posibles de enfermedad pulmonar asociada con el vapeo en 25 estados norteamericanos.

En agosto se registró la primera muerte por esta práctica, aunque la mayoría de los pacientes se han recuperado por completo.

Las autoridades pidieron a los estadounidenses que usan cigarros electrónicos que eviten agregar sustancias como el cannabis y comprar productos de la calle, o directamente considerar abstenerse por completo de utilizar estos aparatos.

Desde finales de junio, algunos pacientes denunciaron síntomas como dificultad para respirar y dolor en el pecho, así como vómito, diarrea y fiebre.

Los cigarrillos electrónicos pueden comprarse en Estados Unidos desde 2006, y a veces se usan como ayuda para dejar de fumar productos de tabaco tradicionales como los cigarros.

Su uso entre los adolescentes se ha disparado en los últimos años: unos 3.6 millones de estudiantes de secundaria y preparatoria usaron productos de vapeo en 2018; 1.5 millones más que el año anterior.

Los usuarios de cigarrillos electrónicos no se exponen a los aproximadamente siete mil componentes químicos de los cigarros tradicionales, y existe la creencia de que vapear es más seguro que fumar.

Sin embargo, el vapor podría contener trazas de metales y los líquidos a veces se aromatizan con diacetil, una sustancia utilizada para las palomitas de microondas que se ha relacionado en entornos industriales con una enfermedad pulmonar grave y relativamente rara.

Con información de FOX 13 y AFP.

RMT