“Tragones Anónimos” un lugar donde mexicanos combaten la obesidad

Tragones_Anonimos

(Facebook /@Tragones.Anonimos.Laguna)

A través del grupo sin fines de lucro, los mexicanos que sufren obesidad se reúnen en diferentes puntos del país para combatir un problema de salud que los aqueja desde hace varios años.

Se trata de “Tragones Anónimos”, una idea nacida en Torreón, Coahuila, que se extendió rápidamente al resto de las ciudades mexicanas para resolver un problema que, según sus miembros, ha rebasado las capacidades de las instancias de salud del Gobierno.

El grupo es para personas que buscan ayuda para bajar de peso y que han intentado de todo para lograr sus objetivos.

En un país que tiene la tasa más alta de sobrepeso y obesidad en el mundo, una organización como la de Tragones Anónimos es fundamental. Según un informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), el 33.3% de la población mayor de 15 años padece obesidad.

A pesar de que existen programas que atienden esta emergencia a nivel federal, algunas personas sienten que “han sido dejadas atrás”, por lo que acuden a grupos como el de Tragones Anónimos para buscar ayuda.

Cansados de los supuestos malos tratos a los que son sujetos por parte de los médicos de los hospitales especializados, los que buscan la ayuda de este grupo hacen juntas semanales en las que escuchan los problemas del resto de los miembros y contactan a especialistas que podrían resolver su problema.

Algunos de los miembros de este grupo acuden a las reuniones semanales porque, a diferencia de los hospitales, se sienten “identificados y no juzgados”.

En las juntas también se informan sobre los hábitos alimenticios que necesitan seguir para bajar de peso, así como los riesgos que seguir los métodos milagrosos para lograr el mismo cometido traen consigo.

Durante cada reunión se intercambian teléfonos de nutriólogos, endocrinólogos, psicólogos y psiquiatras que colaboran para que ninguno de los miembros de este grupo pierda de vista su objetivo de llevar una vida mejor y más sana.

Actualmente el gobierno cuenta con planes integrales de nutrición para combatir este problema, pero quienes participan en Tragones Anónimos creen que esta estrategia es insuficiente para controlar el problema que hoy afecta a millones de mexicanos.

Ellos consideran que existen estrategias para prevenir la obesidad, pero que hacen falta más métodos para combatirla en quienes ya la padecen.

El año pasado la Secretaría de Salud declaró una emergencia epidemiológica por el alto número de casos de obesidad y diabetes que 7 de cada 10 mexicanos sufren.

A pesar de las promesas de su titular, José Narro, de redoblar esfuerzos para combatir esta epidemia, algunas personas se sienten abandonadas.

Según la OCDE, México solo invierte 8.5% del PIB en asuntos relacionados con la salud de su población, porcentaje que, según la organización, es “decepcionante”.

CARGANDO...