Torturan a padre que provocó la amputación de las dos piernas de su bebé

tony-smith-jody-simpson-facebook-torturan-a-padre-que-provoco-la-amputacion-de-las-dos-piernas-de-su-bebe

Tony Smith y Jody Simpson en una foto en la que aparecen juntos (Facebook).

Reos torturan a padre que causó amputación de piernas de su bebé, como represalia por sus acciones.

Madre agradece al enfermero que “le salvó la vida” a su bebé

Tras torturar a su hijo de apenas 41 días de nacido en 2015, Tony Smith, de 47 años de edad, fue apresado por las autoridades y llevado a la cárcel, donde tres años más tarde, los reos lo golpearon con calcetines rellenos de barras de metal y latas de atún.

Tras la golpiza, Smith quedó con una cuenca ocular fracturada, algunas costillas rotas y la quijada completamente destrozada, sin embargo, las secuelas de la tortura fueron mucho menores a las que le provocó a su pequeño, también llamado Tony Smith.

Con poco más de un mes de nacido, el bebé sufrió golpizas diarias por parte de su padre y su madre, Jody Simpson, de 24 años de edad, que le provocaron fracturas en sus piernas tan severas, que los médicos tuvieron que amputárselas.

Por sus actos, tanto Tony como Jody fueron condenados a pasar una década tras las rejas de la prisión de la Isla de Sheppey, en la región inglesa de Kent.

Según diarios locales, cuando los compañeros de celda de Tony supieron lo que le había hecho a su propio hijo, lo “secuestraron en su propia celda para torturarlo por horas“.

“Lo ataron a una silla y lo atacaron con calcetas llenas de latas de atún y barras metálicas,” indica una fuente consultada por un diario británico. “También lo pisaron varias veces,” agregó.

De no ser por que los guardias de seguridad lo rescataron, Tony habría muerto, sin duda”.

A pesar de haber negado en varias ocasiones haberle provocado serios daños a su hijo, ambos padres fueron encontrados culpables por un juez de la corte de Maidstone Crown, que mostró evidencia médica de las torturas que provocaron en el pequeño Tony.

De acuerdo con los informes de la Policía de Kent, cuando encontraron a bebé, estaba “gris, con espuma en la boca y gruñendo“. Los uniformados vieron que su cuerpo estaba “increíblemente hinchado y mostraba múltiples fallas en sus órganos”.

Según medios locales, el menor estaba a punto de morir cuando los médicos lo rescataron de las manos de sus padres, quienes no verán la luz del día hasta 2025.

Tras rescatarlo, el bebé fue atendido por paramédicos y personal del Hospital Pembury antes de que médicos del Hospital de Niños Evelina de Londres, salvaran su vida.

Ahora, indica el portal Daily Mail, el pequeño Tony Smith tiene tres años de edad y lleva una vida plena en el seno de una amorosa familia adoptiva en un lugar de Inglaterra.

CARGANDO...