¿Se acerca el final de TikTok? Estos son los problemas que enfrenta la app china

Un experto en seguridad analizó si es seguro o no tener TikTok instalado en tu teléfono
TikTok aplicación china. (Foto: Pixabay, archivo)

TikTok está en aprietos. La aplicación de video es de las apps más populares del mundo, con más de 2 mil millones de descargas, pero en semanas recientes ha acumulado varias acusaciones, incluyendo espionaje; al ser de origen chino, las autoridades de varios países, incluyendo Estados Unidos, investigan si TikTok está robando información de sus usuarios para ser aprovechada por el gobierno de China.

¿Ha llegado la hora de borrar TikTok de tus dispositivos móviles? Un experto en seguridad y privacidad analizó esta cuestión para The Washington Post y estos fueron sus hallazgos.

Te recomendamos: Estados Unidos estudia restringir uso de TikTok y otras aplicaciones chinas

Por si no estabas al corriente, TikTok es una aplicación relativamente nueva que se especializa en la producción y propagación de videos cortos. Su interfaz tipo red social es comparable a la de Instagram o Snapchat, pero TikTok ha logrado capturar y retener la atención de usuarios pertenecientes a la generación Z (los tan cotizados ‘centennials’).

TikTok es propiedad de una empresa con base en Beijing de nombre ByteDance, pero la marca ha buscado distanciarse de su origen chino. Para este fin, TikTok reclutó en mayo a Kevin Mayer, un ex-ejecutivo de Disney, para asumir las funciones de CEO. La app ni siquiera está disponible en China.

TikTok brincó en el radar de la política estadounidense cuando sus usuarios presuntamente sabotearon el primer mitin de Donald Trump de la era covid, ocurrido el 20 de junio en Tulsa, Oklahoma. Según varios medios, aficionados de la cultura k-pop apartaron lugares en el rally del presidente Trump sin tener la intención de asistir.

Esta historia generó una de las primeras controversias políticas enfocadas en TikTok. Simpatizantes de Donald Trump en la comentocracia resaltaron las raíces orientales de la app para acusar a China de querer intervenir en la campaña electoral estadounidense. Acto seguido, exigieron la prohibición de la app en Estados Unidos.

Mike Pompeo, titular de la Secretaría de Estado de EE.UU., indicó que el gobierno está estudiando la posibilidad de vetar la app. El funcionario advirtió a los estadounidenses a ser más cautelosos con sus aplicaciones extranjeras, de lo contrario, se estarían exponiendo a que su información privada caiga “en manos del Partido Comunista Chino (PCC)”.

Estados Unidos no es el único país que ha levantado un nuevo frente en las guerras tecnológicas. A partir del choque violento entre tropas de la India y China ocurrido el 15 de junio, en el cual 20 soldados indios perdieron la vida, este país prohibió TikTok, así como otras aplicaciones de origen chino, por motivos de seguridad.

¿Pero es TikTok tan peligroso como alerta la clase política estadounidense y hackers presuntamente vinculados a Anonymous?

TikTok: Bajo la lupa

TikTok penetró en México cuando el fenómeno viral se mudó de otras plataformas a este medio. Los videos de mayor difusión en redes sociales pasaron a ser videos de TikTok y muchos de los influencers favoritos de millennials y centennials -tanto nuevos como viejos- dieron el brinco para mantenerse en la columna de tendencias, incluyendo ‘el Matador’ Luis Hernández.

Y aunque TikTok sea una plataforma gratuita, todo tiene un precio. En este caso, tus datos personales.

“TikTok no parece obtener más información personal que Facebook. Todavía es una cantidad espantosa de datos para extraer sobre la vida de los estadounidenses. Pero hay poca evidencia de que TikTok esté compartiendo nuestros datos con China, y debemos tener cuidado con la xenofobia disfrazada de problemas de privacidad,” escribe Geoffrey Fowler, analista de tecnología para Washington Post.

TikTok asegura que toda la información que recolecta de sus usuarios es guardada en Estados Unidos y Singapur, y que nunca compartiría estos datos con el gobierno chino. “Por ahora, la cuestión se reduce a si desconfías de la minería de datos de compañías de propiedad china más que de la minería de datos de compañías de propiedad estadounidense,” dice Fowler.

La minería de datos, o data mining en inglés, no solo es la recolección de datos personales que pertenecen a los usuarios de una app, también es la interpretación de esos datos para generar información útil que una empresa pueda explotar para desarrollar estrategias de comunicación más eficientes.

Las apps más populares en el mercado usan data mining para conocer mejor a sus usuarios, incluyendo TikTok. De tal manera, los anuncios que ves en tu app favorita se enfocarán en los productos y servicios que más consumes. Pero un problema surge cuando esta información es aprovechada para fines políticos o es vendida a entidades externas, sin el permiso explícitos de los usuarios.

Cuando descargas TikTok, la app te pide permiso para conocer tu ubicación, tu dirección de Internet y el tipo de dispositivo que utilizas, así como los contactos de tu teléfono, tu número, conexiones de redes sociales y tu edad. Nada fuera de lo normal, pero según Patrick Jackson, especialista en materia de privacidad informática, TikTok se toma más molestias que otras apps para esconder sus huellas digitales.

Jackson afirma que TikTok utiliza algunas medidas técnicas para codificar su actividad, lo que significa que porciones significantes de la información extraída está oculta para cualquier investigador independiente que busque indagar. Por su lado, TikTok asegura que estas medidas son barreras para evitar la infiltración de hackers y bots.

“No parece que TikTok tome más datos que Facebook, pero sí toman medidas para ocultar lo que están recopilando”, dice Jackson.

Por el momento, TikTok está bajo revisión por el Comité de Inversión Extranjera en los EE.UU. (CFIUS, por sus siglas en inglés) luego de que fuera acusado de censurar videos por ordern del PCC. Aunque TikTok niega que hayan ocurrido estas acciones, medios documentaron testimonios de empleados estadounidenses enfurecidos por las instrucciones emitidas por el equipo en Beijing, de restringir ciertos videos de corte subversivo.

Con información de Washington Post.