Ver ahora

Tepoztlán cierra sus puertas al turismo para evitar nuevo brote de covid

Solo se permite el ingreso a turistas que cuenten con reservación de hotel
Tepoztlán cerrado al turismo (MARGARITO PÉREZ RETANA /CUARTOSCURO.COM)

Tepoztlán es uno de los destinos cercanos favoritos de muchos residentes de la Ciudad de México, Cuernavaca y otras ciudades de la zona. Con el semáforo naranja en la CDMX y Morelos, habrá gente que quiera aprovechar el fin de semana para visitar el Pueblo Mágico, pero hay que tomar nota: las puertas de Tepoztlán permanecen cerradas al turismo.

Te recomendamos: Aguascalientes cancela Feria de San Marcos 2020 por coronavirus

Las autoridades de Tepoztlán restringieron el acceso a este municipio desde el inicio de la emergencia sanitaria para reducir los riesgos de contagio de coronavirus/COVID-19. Gracias a esta medida tan estricta, solo se han registrado 48 casos confirmados hasta el 10 de julio, en contraste a los 1,383 casos registrados en toda el estado de Morelos y sus 304 defunciones por covid.

A pesar de contar con mayores libertades con la alerta naranja en el semáforo de riesgo, medios locales informan que, tanto los residentes como las autoridades de Tepoztlán, optaron por mantener la vigilancia en los puntos de acceso al municipio, deteniendo a cerca de 500 vehículos el fin de semana pasado y obligándolos a regresar.

“Le pedimos disculpas a la gente, que nos entiendan que sí, estamos en un semáforo naranja, pero estamos más cerca de regresar al rojo que llegar al verde; uno como alcalde tiene que hacer lo propio para salvaguardar de mis paisanos”, dijo Rogelio Torres Ortega, alcalde de Tepoztlán. “Si abrimos, esto se congestiona”.

Si bien es cierto, que los hoteles y restaurantes del Pueblo Mágico están operando de nuevo, únicamente los visitantes que cuenten con reservación tienen acceso. De igual manera, el mercado artesanal está abierto, pero los spas y temazcales permanecerán cerrados hasta que el semáforo de riesgo covid indique verde.

El presidente municipal señaló que no podrán darle una bienvenida propia el turismo -por más importante que este sea para su economía local- sino hasta que se pueda percibir una caída considerable en la propagación del coronavirus en todo el territorio nacional.