Inicio  /  Historias
EDUCACIóN

Técnicas para mejorar tu capacidad de aprendizaje

Expertos comparten técnicas para mejorar tu capacidad de aprendizaje al momento de leer, estudiar o analizar un documento.

A veces leer o estudiar se vuelve complicado debido a que la gran cantidad de distractores que te rodean hacen que tengas que volver hacia lo que acababas de leer en más de una ocasión.

Varios expertos han compartido una serie de consejos que te ayudarán a concentrarte mejor y aprender mejor y más rápido que antes.

Estas son solo algunas de las muchas técnicas que existen para concentrarte y probarlas ahora mismo no cuesta nada. Intenta alguna de ellas a tu rutina y comparte con nosotros cuáles fueron tus impresiones.

Hacer notas

Por más que entiendas un tema, tarde o temprano olvidarás sus conceptos más profundos.

El cerebro humano es maravilloso pero también tiene el hábito de olvidar algunas cosas cuando dejan de consultarse.

Por ello es mejor hacer notas y usarlas con el fin de recordar toda la estructura de lo estudiado.

Volver a leer

Lo que debes hacer en caso de haber perdido una idea recién leída, no es volver a releer inmediatamente el párrafo en el que extraviaste, ya que este método ha sido considerado el menos eficaz.

Lo más recomendable es acabar el capítulo, dejar el libro un rato, hacer otras cosas o analizar otra lectura y luego, al cabo de al menos una hora, regresar al párrafo en el que te perdiste.

Esto estimulará tu memoria y hará que la idea que intentas analizar deje huella.

Los expertos indican que volver a estudiar el material que te causó duda, ayudará a resolver algunas de las dudas que hayan surgido durante esa hora u hora y media en que estuviste haciendo otras cosas.

Resaltar o subrayar

Contrario a lo que muchos piensan, subrayar o destacar retazos de texto sí ayuda a entender mejor un tema.

Sin embargo, se recomienda, más que resaltar o subrayar una oración o párrafo entero, destacar palabras clave o frases que ayuden a crear interés en la información que queremos recordar.

A través de las palabras clave, será más fácil obligar a nuestro cerebro a recordar a qué idea está asociada cada una.

Lo peor que puedes hacer al resaltar o subrayar es destacar todo un párrafo, porque al final, no vas a recordar mucho de lo que necesitabas.

Leer en voz alta

También se recomienda leer en voz alta para recordar mejor la idea que más nos interesa.

La mejor técnica para leer en voz alta es hacerlo al segundo repaso de nuestro texto. El primero debe hacerse en silencio. De esta manera, el procesamiento de la información será más activo.

Tomar notas

Esta forma de estudio es más activa, ya que hace que nuestro cerebro asocie ideas con lo que estamos leyendo.

Los expertos recomiendan ser juiciosos al momento de hacer notas, ya que apuntar ideas completas no ayudará al estudio, sino que confundirá hasta al estudiante más cuidadoso.

Intenta no incluir todo al tomar notas, sino ideas sueltas que puedas asociar con el concepto general que intentas estudiar.

Hacer esquemas

Plasmar una idea de forma gráfica, también ayuda al cerebro a encontrar nuevas maneras de dominarla sin necesidad de memorizarla.

Muchos profesores de universidad serán vistos haciendo esquemas para ayudarle a sus alumnos a recordar la lección del día.

Además, un esquema ayudará a hilar los conceptos generales de una idea con otros, para así crear un mapa mental que pueda ser consultado de manera eficaz cuando se necesite.