El sueldo de AMLO, entre los más bajos del mundo para un mandatario

(AP Photo/Anthony Vazquez)

El domingo por la tarde, Andrés Manuel López Obrador dio a conocer los 50 puntos del plan de austeridad que implementará su gobierno, entre los que destacó su sueldo como mandatario. El virtual presidente electo dijo que él iba a tener un ingreso mensual de 108 mil pesos, apenas el 40% de lo que actualmente percibe el presidente Enrique Peña Nieto (270 mil pesos).

De acuerdo a un estudio de los sueldos percibidos por Jefes de Estado y Jefes de Gobierno en países que integran la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), el próximo sueldo López Obrador se colocaría entre los más bajos del mundo (5,747 dólares al mes). El estudio fue realizado por la firma IG Group y se puede consultar en este enlace.

Si en estos momentos López Obrador estuviera asumiendo las funciones de la presidencia, su sueldo lo colocaría en el lugar 30 de 32 Jefes de Gobierno, justo abajo del Primer Ministro de Eslovaquia (Peter Pelligrini con 70,973 dólares al año) y por encima del Primer Ministro de Letonia (Māris Kučinskis con 59,644 dólares al año). El mandatario más “pobre” de la OCDE es Mateusz Morawiecki, Primer Ministro de Polonia. Él gana 57,772 dólares al año.

Como referencia, en esta misma lista, EPN se coloca en el lugar 21, con un ingreso anual de 166,797 dólares.

Del otro lado de la escala, los mandatarios más “ricos” entre los países de la OCDE son Malcolm Turnbull, Primer Ministro de Australia (527,854 dólares al año), seguido por Alain Berset, Presidente de Suiza (482,958 dólares al año), y en tercer lugar, el presidente Donald Trump (400 mil dólares al año). Ya en otra escala figuran los Jefes de Estado como la reina Isabel II, quien se vuela la barda con una entrada de 107,392,287 dólares al año.

En su conferencia de prensa del fin de semana pasado, López Obrador aseguró que su sueldo hubiera sido más bajo, pero esto afectaría los ingresos de otros funcionarios públicos. De acuerdo a la Constitución, no hay servidor del estado mexicano que pueda ganar más que el Presidente de la República.