Inicio  /  Historias
SALUD

¡Aumenta la intensidad! Te decimos qué es el sexo duro y cómo probarlo

El sexo es algo que le gusta a muchos, sin embargo, a cada uno de atrae de forma diferente, pues mientras algunos optan por el suave, clásico y romántico, otros prefieren el duro, atrevido y lleno de adrenalina, el cual incluso, podría orillar a echar pasión en público.

El sexo duro se diferencía de otro tipo de experiencia sexual gracias a la intensidad elevada que se maneja en él en distintos aspectos: caricias sumamente intensas, nalgadas, cachetadas, pellizcos…

Sexo duro, qué es

Este tipo de acciones pueden llegar a caer en fetiches como el sadismo y masoquismo, para lo cual ambas partes de la relación deben estar en el mismo canal y aceptar los juegos y roles que se llevarán durante la ruda sesión en la intimidad.

Es importante decir que NO a todos les gusta o excita el sexo rudo, y esto se decide una vez que ha sido experimentado, por ello la importancia de comunicarle a su pareja que sí se desea continuar con este tipo de práctica sexual o no. Todo debe ser consensuado, pues la idea es que ambos disfruten de este momento de excitación en la intimidad.

Te decimos algunas de las prácticas que se llevan a cabo en el sexo rudo:

  • Pellizcar pezones
  • Apretar testículos
  • Lamer
  • Gritos
  • Aventones
  • Mordidas en brazos, piernas e ingles
  • Jalones de pelo
  • Lenguaje subido de tono
  • Uso de látigos, cadenas o esposas
  • Juego de roles
  • Posiciones salvajes

Estas son tan solo algunos de los actos que se pueden llevar a cabo durante una sesión de sexo rudo, basta con saber cómo compenetrarlas en el tipo de intimidad que llevas con tu pareja y decidir cuál de ellas le excitan a ambos y con cuáles no se sienten cómodos.

No dejen de lado la protección, pues en cualquier acto pasional se debe recurrir al preservativo para evitar el contagio de enfermedades de transmisión sexual.

¿Qué tal? ¿Te atreves a probar este nivel de intensidad en la cama?