Recibe nuestras notificaciones con las noticias más importantes al momento.

Seres humanos y salamandras comparten misma molécula para regenerar cartílagos: estudio

Con este descubrimiento se podrían tratar enfermedades como la artrosis.
Noticieros Televisa FUENTE: efe DESDE: CDMX, México
La artrosis es una enfermedad relacionada a la vejez, pero puede afectar a cualquier persona. (Pixabay/Sabinevanerp)

Mediante un estudio publicado en la revista Science Advances se dio a conocer que los seres humanos poseemos la misma molécula que tienen las salamandras para regenerar sus cartílagos.

Te recomendamos: Medicamento para el colesterol logra frenar la artrosis

Se trata de la microRNA, y aunque en nuestro organismo se encuentra en cantidades más pequeñas, juega un papel crucial en la reconstrucción de cartílagos dañados, por lo que podría simbolizar un nuevo tratamiento para enfermedades como la artrosis.

Si bien las personas no podremos regenerar miembros enteros, como las salamandras lo hacen con sus colas, la salud de los cartílagos podría mejorar a través del incremento del estrés en la molécula, entrando a un constante ciclo de ‘reparación’ que funcionaría a lo largo de su vida.

Funcionamiento

La microRNA entraría en función en cada articulación del cuerpo humano, como caderas, tobillos y rodillas, para ser la molécula líder en la cadena de reparación, regenerando las proteínas del tejido a través de un sistema de rotación en el que las viejas desaparezcan y surjan nuevas.

Virginia Kraus, miembro de la Sociedad Internacional de Investigación de OsteoArtrosis (OARSI), e investigadora en la Facultad de medicina de la Universidad Duke, cree que inyectando más moléculas clave en el organismo humano se podría provocar el incremento de la microRNA y, en consecuencia, aumentar su presencia en los seres humanos estimulando la reparación natural de los cartílagos.

Con esto se espera que también disminuya el dolor en los pacientes con artrosis y que sigan generándose más estudios para garantizarles un correcto tratamiento.

Cabe considerar que las proteínas del cuerpo no tienen la misma edad biológica, por lo que los cartílagos encontrarían en la microRNA una forma de recuperarse de forma natural dependiendo las afecciones de cada uno de ellos.

Con información de EFE y El País