Ver ahora

¡No tires tus tortillas viejas! Te damos seis opciones para aprovecharlas

Antes de que tires las tortillas que llevan un par de días en el refrigerador, sácales el máximo provecho con estas ideas.
Los nachos son una de las botanas en las que puedes aprovechar tus tortillas viejas. (Pixabay)

Las tortillas son un alimento fundamental para la dieta de los mexicanos, ¿pero que se puede hacer cuando están viejas y llevan varios días en nuestro refrigerador? Antes de que las tires te daremos seis grandes ideas en las que puedes aprovecharlas al máximo para evitar desperdiciar la comida y, de paso, ahorrarte algunos pesos.

Te recomendamos: ¿Cómo preparar arroz con leche de la manera más sencilla?

1. Prepara una sopa de tortilla

La sopa de tortilla es uno de los platillos más ricos y sencillos que se pueden preparar con muy pocos ingredientes. Si en tu hogar tienes tortillas viejas que ya se han vuelto porosas o frágiles,  pero aún están en buen estado, añádelas a esta preparación y sorprende a tu familia.

Para preparar una sopa de tortilla solamente necesitarás:

  • 5 chiles guajillos sin semillas
  • 1/2 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 4 jitomates
  • Rebanadas de aguacate
  • 1 taza de cubos de queso panela
  • 1/2 taza de crema
  • Tortillas fritas
  • Aceite para freír

En este punto, usa las tortillas que ibas a tirar y fríelas con un poco de aceite de oliva para darles un sabor único y evitar daños a tu salud por el exceso de grasa.

Después coloca los chiles guajillo, la cebolla, el diente de ajo y los 4 jitomates en una olla con agua y déjalos hervir hasta que los jitomates estén suaves.

Licua todos los ingredientes sin quitarles el caldo y en una olla aparte pon a calentar otro poco de aceite. Cuando esté en su punto, vacía la mezcla recién hecha para freírla.

Cuando vayas a servir esta preparación, coloca un puño de tortillas fritas en un plato, agrega la salsa y decora con rebanadas de aguacate, queso panela, un poco de crema y tiras de chile guajillo. También puedes añadir pollo.

2. Prueba con unos ricos chilaquiles

No hay persona que no ame los chilaquiles, pues este platillo preparado a base de tortilla es versátil, fácil de preparar y sabe delicioso, sin mencionar que puede sacarnos de un apuro gastronómico o de los estragos de una noche de fiesta.

Para preparar chilaquiles necesitarás:

  • 12 tortillas cortadas en seis u 8 triángulos
  • 1/3 taza de aceite vegetal
  • 1 1/2 taza de pechuga de pollo cocida y desmenuzada
  • Salsa verde o roja según sea tu preferencia
  • 1/2 taza de crema mexicana
  • 1/2 taza de queso mexicano fresco desmenuzado
  • 1/3 taza de cilantro picado para adornar
  • Rodajas de cebolla al gusto

Debes tomar en cuenta que la porción que te indicamos aquí es proporcionada para un consumo de cuatro a cinco personas, por lo que en caso de que tengas muchas tortillas viejas puedes preparar un poco más de comida, siempre y cuando te asegures que esta se consuma y no se tire.

Ahora, para la preparación, tendrás que:

  1. Calentar 2 cucharadas de aceite en una sartén grande y empezar a freír las tortillas hasta que estén doradas y crujientes, por partes.
  2. Limpiar la sartén con una toalla de papel y colocar a fuego medio 2 cucharadas de aceite.
  3. Añadir la salsa verde o roja y dejarla cocer durante 5 minutos. Puedes sazonarla con un poco de sal de mar.
  4. Revolver con cuidado las tortillas para evitar que se rompan. Añadir el pollo (si así lo deseas) y cubrir la preparación con la salsa. Esto deberás cocinarlo durante dos minutos más.
  5. Servir tus chilaquiles adornándolos con queso desmenuzado, cilantro, cebolla y crema. Puedes añadir frijoles o cebolla a tu preparación dependiendo tus gustos.

3. Obtén un topping para tus ensaladas

Las tiras de tortilla suelen usarse en las ensaladas para darles un sabor diferente. Si tienes tortillas viejas puedes cortarlas en pequeñas tiras y freírlas con aceite de oliva para añadirlas a las ensaladas que prepares en casa.

4. Haz totopos o tostadas caseras

Siguiendo el paso anterior, aquí deberás cortar las tortillas en triángulos medianos y freírlas con un poco de aceite hasta que tomen un color dorado o tostado. Si deseas preparar tostadas caseras, pero prefieres no utilizar aceite, a continuación te presentamos una alternativa que te puede funcionar:

5. Prepara nachos con carne o frijoles

Una vez que tus totopos estén listos puedes utilizarlos para preparar los tradicionales nachos acompañados con frijoles y queso, o añadir algún tipo de carne y obtener así una botana práctica, sencilla y deliciosa que seguramente le gustara a tu familia.

También puedes preparar un guacamole u otra salsa de tu preferencia.

6. Espesa caldos

El maíz es un excelente ingrediente que puede espesar todo tipo de caldos. Lo que deberás hacer es pulverizar tus tortillas viejas y añadirlas, en porciones pequeñas, a tus caldos para que eviten que estos queden “aguados”.