Saquean tienda de Apple durante manifestaciones en Francia

(Foto: Reuters)

Un grupo de posibles miembros de “los chalecos amarillos” entró a una tienda Apple Store de Burdeos para saquearla durante las manifestaciones contra el gasolinazo.

¿Qué podría pasar si los saqueos continúan?

En redes sociales circulan varios videos que dejan ver cómo un grupo de personas rompe los ventanales de una tienda Apple Store de la ciudad francesa, para entrar y robarse todos los productos que pudieron llevarse.

Los supuestos manifestantes no tardaron más que unos pocos minutos para robar todo lo que estaba sobre las mesas de exhibición.

De pronto, computadoras, portátiles, relojes inteligentes, tabletas y smartphones, desaparecieron de la tienda, frente a la mirada de otros manifestantes del grupo “chalecos amarillos” que lleva al menos cuatro semanas manifestándose contra las políticas del presidente francés Emmanuel Macron y el alza en el precio de los combustibles.

El saqueo ocurre en el marco del cuarto fin de semana consecutivo de las manifestaciones lideradas por “los chalecos amarillos”.

Expertos aseguran que el grupo se manifestó primero contra el aumento planificado del impuesto sobre los combustibles, pero que pronto evolucionó a un movimiento en contra de las políticas oficiales y las reformas económicas que sacuden la vida social de los franceses.

El viernes 7 de diciembre, en la capital francesa, las autoridades anunciaron que una serie de sitios turísticos y emblemáticos de la ciudad, como la Torre Eiffel serían cerrados para el público a partir del sábado 8 de diciembre.

Esto para evitar que las protestas afectaran los intereses de particulares, así como de los ciudadanos y los turistas que se dieron cita en París para conocerlo.

Por su parte, el Arco del Triunfo, la Torre Eiffel, una docena de museos y la ópera de París mantuvieron cerradas sus puertas.

Durante las últimas semanas, París ha sido el escenario de una serie de protestas que muestran su descontento por la política fiscal anunciada por el presidente Emmanuel Macron y que han dejado como saldo cuatro muertos.

Sin embargo, el primer ministro Édouard Phillipe anunció que el gobierno francés no implementaría un nuevo paquete de impuestos a la gasolina debido a las protestas.

Ningún impuesto vale más que poner en riesgo la unidad de la nación”, señaló. “Si se lleva a cabo otra protesta el sábado, debería ser autorizada y debería desarrollarse en calma”, agregó.

 

CARGANDO...