El robo de luz e impagos superan en daños económicos al huachicol

Nota tomada de Twitter (@albertodlo)

El robo de combustibles no es el que provoca más pérdidas a las finanzas públicas, sino el robo de energía eléctrica y el impago de facturas por este servicio, pues desde 1994 a la fecha no se ha podido cobrar a 6 millones 941 mil usuarios.

Lee también:

Disputa por robo de combustible en ‘Triángulo de Guanajuato’ desata violencia

De acuerdo con información que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) proporcionó a la Plataforma Nacional de Transparencia, las pérdidas ascienden a 76 mil millones de pesos: 40 mil millones por el robo de energía eléctrica y 36 mil 359 millones a facturas no cobradas.

Dichas pérdidas son 2.5 veces mayores de lo que provocan los huachicoleros a Pemex, un delito que no solo provoca pérdidas a esta empresa, sino también a estados, municipios e instituciones como la Procuraduría General de la República, la Sedena, y la Marina y que ascienden a hasta 30 mil millones de pesos anuales.

De acuerdo con los registros de la CFE, en el Estado de México hay un millón 967 mil 376 de clientes que tienen adeudos por casi 11 mil 512.9 millones de pesos y que no han podido ser cobrados.

En la Ciudad de México hay hasta un millón 46 mil de usuarios que suman un adeudo que asciende a 6 mil 92 millones de pesos. Ambas entidades representan pérdidas por hasta 17 mil 604 millones de pesos, un 48.4% del total no facturado.

A ambas entidades le siguen Chiapas con 876 mil 437 usuarios que adeudan hasta 2 mil 969 millones de pesos, Guanajuato con aproximadamente 102 mil clientes que adeudan hasta 2 mil millones de pesos, y Tabasco, en donde 521 mil clientes adeudan hasta 8 mil 30 millones de pesos.

Con respecto al robo de electricidad por el uso de diablitos y cables en postes, Jaime Hernández director de CFE afirma que el robo asciende hasta 40 mil millones de pesos.

Al menos 30 mil millones de lo que se le fuga a la CFE en cobros no facturados y robo de energía eléctrica (que va hasta los 76 mil millones de pesos) iguala a lo robado por huachicoleros y el crimen organizado a Pemex.

Además, los registros de la CFE revelaron que los estados más morosos del país, con un importe de más de 360 días vencidos en la facturación por el servicio de alumbrado público, en oficinas y dependencias de gobierno, fueron el Estado de México y Baja California.

En total, las cuentas vencidas incluyen a más de 931 gobiernos locales. Destacan ejemplos como los de Texcoco, que debe hasta 579.4 millones a la CFE por el uso de sus servicios y que supera la deuda de los cuatro principales gobiernos estatales más morosos.

Ante esta situación, la CFE realiza convenios para regularizar adeudos y una de las formas más empleadas para resolver el problema es realizar cortes en el servicio eléctrico. Con esto, la empresa informó que entre diciembre de 2017 y enero de 2018 habría suspendido el suministro de energía en 216 municipios.

Con información de El Universal