Recibe nuestras notificaciones con las noticias más importantes al momento.

¿Qué tan efectivo es el café para “bajar la cruda”?

Noticieros Televisa
El consumo de café parece ser más saludable de lo que se pensaba. (Foto: Pixabay)

¿Realmente es bueno tomar café para combatir los efectos de beber alcohol en exceso?

Uno de los remedios contra “la cruda” o la resaca más comunes es tomarse una taza de café, pero ¿qué tan efectivo o tan peligroso puede ser esto?

La cafeína presente en una buena taza de café o un shot de expresso estimula nuestro sistema nervioso y lo hace sentirse más alerta, pero de ninguna manera ayuda a bajar los efectos de la borrachera.

De hecho, nutriólogos de todo el planeta indican que combinar café con alcohol podría resultar más dañino que beneficioso.

Lo que hace el café es interferir con los efectos de la sustancia conocida como adenosina que al acumularse indica que ya es hora de dormir.

El alcohol, por otro lado, es un estimulante que fomenta la producción de dopamina en el cuerpo hasta un punto en que comienza un proceso de “sedación”.

Algunas personas, con tal de “seguir la fiesta” acuden a otros estimulantes como el cigarro, por ejemplo, que “les dan ese levantón” que necesitan para compensar los efectos del consumo excesivo de alcohol.

Al combinar cafeína con alcohol, el consumidor se confunde y cree que al sentirse menos cansado, ya pudo vencer los efectos de la borrachera cuando, en realidad, los niveles de alcohol en la sangre siguen siendo los mismos.

El alcohol continuará metabolizándose de la misma manera, así que sus efectos seguirán haciendo daño en caso de exceder el número “recomendada” de tragos por noche.

Mucha gente cree que al sentirse más alertas, los efectos del alcohol quedaron, de alguna manera, “neutralizados”, por lo que opta por subirse a su auto y conducir a casa. En este caso, se está poniendo en riesgo la integridad del conductor, sus acompañantes y la de otras personas.

Los expertos coinciden en que la cafeína no revierte los efectos del alcohol, así que consumirlo durante la fiesta no se recomienda en absoluto.

Cada trago tarda aproximadamente una hora en salir del organismo y lo único que podría “ayudar” a aminorar los efectos de el consumo excesivo de bebidas alcohólicas es tomar agua.

También se recomienda evitar consumir alcohol cuando se tiene el estómago vacío.