Recibe nuestras notificaciones con las noticias más importantes al momento.

Monja obtiene doctorado con tesis sobre los abusos sexuales de sacerdotes

La religiosa tomó como referencia el caso de nueve monjas violentadas sexualmente por el sacerdocio.
Noticieros Televisa FUENTE: noticieros televisa DESDE: CDMX, México
Makamtine Lembo. (Foto: Gregorio Borgia/AP)

Como proyecto de tesis de titulación, una monja togolesa llamada Makamtine Lembo, investigó el caso de abusos sexuales cometidos contra monjas por parte de los sacerdotes de la iglesia africana, así como la relación del poder existente entre el clérigo y las religiosas.

Te recomendamos: El papa pide combatir los abusos sexuales contra las monjas

El trabajo le valió el grado de Doctora y fue aprobado por parte del Tribunal de la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma, perteneciente al Vaticano, por lo que la hermana Makamtine se convirtió en la primera experta en dedicar sus estudios a este tipo de abusos.

Lembo es miembro del equipo de investigación del Centro por la Protección de Menores de la Universidad Gregoriana y tomó como referencia para su tesis el caso de nueve monjas violentadas sexualmente por el sacerdocio.

Estos hechos ocurrieron en cinco países de África, y generaron en las víctimas casos de abortos, embarazos y traumatismos por esclavitud sexual, además de serias heridas emocionales que hicieron que algunas quisieran quitarse la vida.

La tesis de Makamtine tiene el objetivo de mostrar cómo el abuso de poder de una institución religiosa somete a las mujeres y las relega al servicio de los sacerdotes y obispos, en donde lo que podría ser visto como un ‘cortejo’, en realidad es una persecución cometida contra las religiosas durante años.

Debido al sentimiento de tormento espiritual que las religiosas presentaban después de los ataques, Makamtine halló la inspiración para realizar su investigación sobre el muro de silencio levantado frente a las víctimas, quienes tienen que abandonar la congregación tras quedar embarazadas o no poder resistir la violencia.

Según la conclusión de la hoy doctora, el problema radica en el desequilibrio entre monjas y sacerdotes; vínculo viciado con el tiempo y que expone un falso consentimiento por parte de las hermanas, quienes son vistas en las entrañas de sus congregaciones como objetos sexuales.

Después de vivir estas experiencias, las hermanas tienen que seguir viviendo… pero ya no viven (…) Por eso, me dije que teníamos que hacer algo para liberar a estas mujeres, y ayudarlas a tener el coraje de decir ‘No”.

Mencionó Makamtine, quien fue elogiada por su valentía para denunciar tales hechos.

Con información de Washington Post