¿Por qué existe la reelección en Estados Unidos?

Antes que se limitara la reelección a un solo periodo, el presidente Franklin Delano Roosevelt fue elegido para un cuarto mandato

Este año, el presidente de Estados Unidos (EUA), Donald Trump, disputa una reelección. ¿Pero por qué en este país, a diferencia de otras naciones del continente americano, se sigue permitiendo la reelección presidencial? Te explicamos a continuación.

Te recomendamos: ¿Por qué solo hay dos partidos políticos importantes en Estados Unidos?

EUA nació en 1776 como una confederación. Pero no fue hasta más de una década después cuando realmente establecieron el sistema político que hoy pervive. En 1787, los ciudadanos más poderosos de la nación se reunieron para formar un Congreso Constitucional. Estos ciudadanos son conocidos como los Padres Fundadores y, entre ellos, se encontraban algunas de las figuras más importantes de la historia de Estados Unidos; figuras como George Washington, Thomas Jefferson, James Madison y Alexander Hamilton.

Durante este encuentro, definieron un sistema electoral y buscaron cuál sería el mejor modelo para regir a la figura presidencial. Entre los aspectos a definir estaba la pregunta de ¿por cuánto tiempo debía gobernar un presidente?

Muchos de estos personajes apoyaron la idea de una presidencia de por vida, incluyendo a James Madison, considerado el padre de la constitución. La lógica de esta propuesta era preservar la toma de decisiones para la nueva nación en las manos de un ciudadano ideal, electo por el congreso. Sin embargo, la propuesta fue rechazada.

Aún así, se siguieron considerando periodos de presidencia largos que iban desde los siete hasta los 20 años. Por su parte, Alexander Hamilton, de Nueva York, señaló que demasiado tiempo al frente del ejecutivo podría llevar a un exceso de poder del presidente.

Puesto que, en ese momento, EUA era un experimento de la democracia en medio de un océano de monarquías e imperios, los Padres Fundadores se negaron a crear un sistema que permitiera cualquier cosa que se acercara a un absolutismo. Así, se decidieron por un término de cuatro años, con la posibilidad de reelección, si el pueblo votante deseaba ratificar el proyecto del presidente.

Con la aprobación de todos los constituyentes, quedó entonces asentado el Artículo Segundo de la Constitución y, así, se dieron las primeras elecciones en la historia de EUA.

George Washington fue nombrado el primer presidente de EUA en 1789. Pero Washington realmente nunca quiso el cargo y comparó la presidencia con una sentencia de muerte. Por un lado, temía no estar a la altura de los retos de una nación recién fundada; por el otro, temía sacrificar su felicidad personal. Aún así, asumió el cargo y, cuando su mandato se acercaba a su fin, aceptó la reelección con la esperanza de prevenir divisiones políticas en el país.

Finalmente, en 1798, cuando terminó su segundo periodo presidencial, pese a los ruegos de la clase dominante, se retiró de la política.

Thomas Jefferson fue su sucesor y, como Washington, tampoco contendió por un tercer periodo. Esta vez, en nombre de la democracia y para evitar una “tiranía presidencial”. Así fue como nació la tradición política de dos mandatos presidenciales en EUA, la cual se preservó hasta 1940. Pero esta práctica nunca fue asentada en papel. Y no fue hasta 1951, casi 150 años después de la ratificación de la constitución, cuando Estados Unidos tuvo que reformar la ley para que nadie gobernara por más de dos mandatos.

Las reformas a la ley electoral se dieron después de que, en 1940, Franklin Delano Roosevelt ganara, por primera vez en la historia, una tercera reelección. Roosevelt era tan popular por sus políticas durante la Gran Depresión económica del país en los 30 y la Segunda Guerra Mundial que, en 1944, fue electo para un cuarto término presidencial que, al final, no pudo concluir, porque murió trabajando en su escritorio, en 1945. Se podría decir que él fue presidente de por vida porque, desde su primera elección en 1933 hasta que falleció, no dejó de ser presidente.

El republicano Earl Cory Michener propuso la vigésimo segunda enmienda, la cual tiene como propósito ratificar la tradición de George Washington y asentar, por escrito, que ningún presidente gobernaría por más de dos periodos. Y así, en 1951, la vigésimo segunda enmienda finalmente fue ratificada. Desde entonces, los presidentes de Estados Unidos tienen un límite oficial de dos periodos.

Sin embargo no todos apoyan esta medida. Se han presentado decenas de iniciativas para quitar la enmienda de la constitución tanto por demócratas como por republicanos, durante los gobiernos de Ronald Raegan, Bill Clinton, George Bush hijo y Barack Obama. Y el gobierno de Donald Trump no es una excepción. En varias ocasiones, Trump ha bromeado y sugerido que quiere gobernar durante más mandatos.

Historia de la reelección presidencial en EUA. (Imagen: Noticieros Televisa)